Estos son los mejores 10 técnicos menos conocidos de Europa

INTERNACIONAL

Estos son los mejores 10 técnicos menos conocidos de Europa

Estos son los mejores 10 técnicos menos conocidos de Europa

FourFourTwo ha elaborado una lista con los entrenadores que, sin mucho ruido, han destacado. Machín del Girona es el único español.

Domenico Tedesco (Schalke)

El verano pasado, los seguidores del equipo de Gelsenkirchen no daban crédito ante la decisión de la junta directiva del club de contratar a un “desconocido” de 32 años como su nuevo entrenador para el primer equipo. En ese momento, lo más destacable del Currículum de Tedesco era el haber salvado al modesto Erzgebirge Aue de descender a la tercera división alemana.

Para sorpresa de todos, el Schalke se encuentra en la segunda posición de la Bundesliga y muy cerca de amarrar su clasificación para la próxima edición de la Champions. El técnico italiano, que nunca jugó profesionalmente, es licenciado en ingeniería comercial. Aunque incluso trabajó para Mercedes, parece que el campo le sienta mejor.

Pablo Machin (Girona)

El trabajo de Machin ha sido una de las sorpresas más gratas de este año futbolístico. Tras salvar al Girona del descenso a Tercera en 2014, el nacido en Soria ha conseguido formar un equipo compacto capaz de competir a buen nivel con todos los equipos de LaLiga.

Desde que el pasado verano consiguiera el ansiado ascenso a Primera, el equipo catalán ha desplegado un futbol que ha llamado la atención de más de uno. Su buen trabajo al mando de los albirrojos ha llamado la atención de equipos de mayor envergadura, que ya tienen su nombre en la agenda pensando en el próximo verano.

Florian Kohfeldt (Werder Bremen) 

El Werder Bremen parecía condenado a descender. Las primeras jornadas ligueras del equipo alemán al mando de Alexander Nouri no fueron nada buenas y su lugar en la máxima categoría estaba muy comprometido. Sin embargo, con la llegada de Kohfeldt, el octubre pasado, el equipo campeón de Alemania en la 2003/04 ha encontrado el equilibrio necesario para asegurar su lugar en Primera. Además, el equipo hoy en día es uno de los mejores de la segunda vuelta en la Bundesliga, fruto de seis victorias en los últimos nueve partidos.

A pesar de nunca haber jugado a nivel profesional, el entrenador de 35 años cuenta con una trayectoria con los juveniles del Werder Bremen. Destaca, sobre todo, su capacidad en la táctica y su manera de improvisar sobre la marcha.

Erik Ten Hag (Ajax) 

En diciembre de 2017, Ten Hag fue nombrado entrenador del Ajax, tras tres muy buenos años con el humilde Utrecht de la liga holandesa. Trabajó como asistente de Fred Rutten en el PSV y luego se desempeñó como entrenador del Modesto Go Ahead Eagles, de la segunda división de Holanda. Posteriormente se trasladó a las reservas del Bayern Múnich, donde conoció a Pep Guardiola.

Posteriormente regresó a Holanda para entrenar al Utrecht. Durante los tres años que dirigió al equipo de la Eredivisie, Ten Hag fue capaz de meter al equipo a una final de copa y a conseguir una plaza para la Europa League. Es una de las esperanzas de la escuela holandesa.

Ivan Leko (Brujas) 

A comienzos de la temporada, los aficionados del Brujas no estaban muy convencidos acerca de la incorporación de Ivan Leko como entrenador del primer equipo. A pesar de haberse desempeñado como jugador en el equipo belga, muchos seguidores no le tenían mucha confianza.

Sin embargo, en su primera temporada en el club, el Brujas no solo está muy cerca de coronarse campeón, sino que además despliega un fútbol que llama la atención.

Miguel Cardoso (Río Ave) 

Un nuevo caso de un entrenador emergente que nunca jugó profesionalmente ha emergido. Después de haberse desempeñado como asistente en numerosos clubes, se trasladó a las inferiores del Shakhtar en 2013 buscando una oportunidad, misma que le llegaría a principios de temporada.

En su temporada de debut, el entrenador de 45 años ha causado una muy buena impresión con el Río Ave, que actualmente se encuentra en la quinta posición, no solamente despliega un fútbol basado en la posesión sino que el orden dentro del campo también lo caracteriza. No sería raro que algún equipo de mayor nivel apueste por él en las próximas temporadas.

Luis Pimienta (Brommapojkarna de Suecia)  

La tendencia de entrenadores portugueses que no fueron profesionales continúa. Luis Pimienta, que desde hace muchos años supo que dentro de la cancha no era lo suficientemente bueno, decidió estudiar para convertirse en entrenador. Curiosamente, gracias a la academia, el entrenador de 36 años recibió su primera oportunidad.

Durante un curso de psicología deportiva en la Universidad John Moores de Liverpool, el portugués conoció a gente de Noruega. Fue en ese país donde comenzó su andar en el modesto Kongsvinger, de la segunda división escandinava. Sus buenas actuaciones, que incluyen una final copera, llamaron la atención. Después de su buen trabajo, este año ha fichado por el recientemente ascendido Brommapojkarna de Suecia. Seguramente, en un futuro no muy lejano, lo veremos a un mayor nivel.

Sergei Semak (Ufa de Rusia) 

Durante su carrera como jugador profesional, Semak fue uno de los jugadores más respetados de Rusia. Sus actuaciones sobresalientes con el combinado nacional, que incluyen la histórica clasificación a semifinales de la Euro 2008, en donde fueron frenados por España, a la postre campeona, le colocan como uno de los más destacados de la historia del país más extenso del mundo. A nivel de clubes, ganó cinco títulos locales, mientras jugó para el CSKA de Moscú, el Rubín Kasan y el Zenit.

Ahora, y tras ser asistente de Spalletti, Villas Boas, Lucescu, Capello o Slutski, el ex internacional de 42 años ha comenzado, a principios de 2017, su aventura como entrenador con el modesto equipo ruso Ufa. Sus resultados hasta el momento han sido tan sorprendentes, que hoy en día es uno de los principales candidatos para reemplazar a Mancini en el Zenit.

Adi Hutter (Young Boys) 

Adi Hutter está muy cerca de terminar con la maldición del histórico Young Boys suizo de no ganar un campeonato desde 1986. Pero lo más importante es que parece que lo conseguirá desplegando un gran fútbol. Hutter llegó al equipo en 2015, y desde entonces, ha realizado cambios revolucionarios en el club. Algunos clubes de la Bundesliga ya se han interesado en él.

Christophe Pelissier (Amiens) 

Lo de Pelissier es increíble. En 2014 consiguió el ascenso a la Ligue 2 del pequeñísimo Luzenac, un club de un pueblo de 500 habitantes. Sin embargo, el sueño se truncó debido a que el equipo no cumplía con los requisitos mínimos para militar en la Segunda profesional. Pero la gesta no quedó en el olvido. Su gran trabajo fue visoreado por el Amiens, que confió en él. Hoy en día no solo consiguió posicionarlo en la Ligue 1, sino que parece que su lugar en la máxima categoría no está en riesgo.

0 Comentarios

Normas Mostrar