“Traición y perdón”, una canción para Di Bartolomei…, y Pantani

Roma-Barcelona

“Traición y perdón”, una canción para Di Bartolomei…, y Pantani

“Traición y perdón”, una canción para Di Bartolomei…, y Pantani

DIARIO AS

DIARIO AS

La historia de Agostino Di Bartolomei es estremecedora. Capitán del Roma en la final de la Copa de Europa de 1984 que el Liverpool ganó en el Olímpico en los penaltis, el italiano se suicidó

Para los amantes del fútbol, la historia de Agostino di Bartolomei es una de las más estremecedoras de este deporte. Capitán del Roma en la final de la vieja Copa de Europa de 1984 que el Liverpool ganó en el Olímpico en los penaltis, el jugador se pegó un tiro con una Smith & Wesson del calibre 38 la mañana del día que se cumplían diez años de aquella final en su casa de San Marco de Castellabate. Era el 30 de mayo de 1994. “Me siento encerrado en un agujero”, le escribió en una carta a su mujer Marisa de Santis. “Mi error ha sido intentar ser independiente de todo, no decirle que no nunca a nuestra familia (…). No hay un centavo de los que que hayan pasado por mis manos, que no se haya usado para nuestra familia: gimnasio, ático, tierra. (…) Te amo y amo a nuestros maravillosos niños pero no veo la salida del túnel”. Di Bartolomei nunca fue internacional pero fue un centrocampista de buen toque al que Nils Liedholm retrasó su posición para aprovechar la velocidad y precisión que podía dar al juego, un movimiento parecido al que su día experimentó Pirlo.


Una calle de San Marco de Castellabate, la localidad donde falleció, lleva su nombre. También uno de los campos de entrenamiento de Trigoria, la ciudad deportiva del Roma. Se inauguró en febrero de 2012. Pero sin duda, uno de los tributos más emotivos que se encuentran es la canción “Tradimento e Perdono”, incluida en el disco “Delle Pelle al Cuore” del artista Antonello Venditti, muy vinculado al Roma y a la Ciudad Eterna. “Acuérdate de mi capitán, quítate la pistola de la mano”, le suplica. Y recuerda: “Si hubiese habido más atención para el campeón, hoy estaría aquí ". La canción hace otra llamada a Marco Pantani, fallecido el día de San Valentín de 2004, y la misma reclamación: “Si hubiese habido más amor para el campeón; hoy estaría aquí”. Es la memoria de los ídolos.

0 Comentarios

Normas Mostrar