Temas del día

Historias de la Copa: El desastroso Valencia de Koeman acabó campeón

COPA DEL REY

Historias de la Copa: El desastroso Valencia de Koeman acabó campeón

Historias de la Copa: El desastroso Valencia de Koeman acabó campeón

ALBERTO IRANZO

DIARIO AS

El club tuvo una temporada complicada desde el principio. Koeman estuvo a sólo tres puntos del descenso pero triunfó en Copa. Voro resolvió la papeleta.

Que Mestalla es una de las plazas más difíciles de LaLiga no es ningún descubrimiento pero la temporada 08-09 es una de las más difíciles que se recuerdan en la ciudad del Turia. 

El Valencia empezaba una temporada ilusionante. Quique Sánchez-Flores comenzaba su tercera campaña al cargo del primer equipo, había un núcleo importante de jugadores y el Valencia sumaba su segunda clasificación europea. El año anterior, les apeó el Chelsea en cuartos.

Pero la temporada se empezó a torcer temprano. Los fichajes no fueron los mejores y el equipo de Quique no arrancó del todo bien en Liga (seis victorias y tres derrotas en la jornada 9) aunque peleaba en la parte alta con Villarreal, Barcelona y Real Madrid. En Champions era otro cantar. El Valencia comenzó la competición con dos derrotas, una contra el Chelsea en Londres y otra contra el Rosenborg, a priori, el rival más sencillo junto con el Schalke 04.

Después de una derrota por 0-3 en el Pizjuán sumada a la del equipo noruego entre semana, la directiva valencianista decidía dar carpetazo al ciclo de Quique Sánchez Flores. El "Quique vete ya" resonaba en Mestalla y la directiva, evaluó, estuvo de acuerdo y ejecutó. "Pierdo un cargo pero recupero una vida" dijo en la sala de prensa el día de su despedida.

Óscar Fernández subió del Valencia Mestalla y se hizo cargo del banquillo durante unas semanas hasta la llegada de Koeman desde el PSV.

El entrenador apostó por los jóvenes como Juan Mata pero consideró que el problema estaba en los veteranos y apartó a Albelda, Cañizares y Angulo generando polémica y conflictos en el vestuario. 

Eliminados en fase de grupos y encadenando cada vez peores resultados en Liga, el Valencia encontró en la Copa del Rey su clavo ardiendo. Y cómo se agarró. Mientras estaban prácticamente rozando el descenso en Liga, en Copa, el equipo se transformaba y dejó atrás al Atlético en cuartos y al Barcelona en semifinales. Semanas después, el equipo se derrumbaría en Liga.

Entre la jornada 28 y la 32, el Valencia perdía cuatro puestos (del ya inaceptable undécimo hasta el peligroso decimoquinto) y se colocaba a solo cinco puntos del descenso. Esa jornada, perdería 1-2 contra el Racing de Santander en Mestalla y tendría que afrontar la final de Copa. Enfrente, esperaba el Getafe, por entonces, subcampeón de Copa del Rey. La final no pudo salir mejor para los valencianistas.

Mata abrió el marcador en el minuto 4 con un cabezazo desde el punto de penalti y ocho minutos después, Alexis Ruano ampliaría la ventaja ganando a toda la defensa azulona en un córner. Menos de media hora de final y el Valencia ganaba por 2-0. Granero recortaría distancias para el Getafe de penalti pero Morientes sentenciaría tirándose en plancha dentro del área para cazar un mal rechace de Ustari. La afición ché celebraba mirando de reojo la lucha por el descenso.

Pocos días después de la final, el Valencia recibiría un duro correctivo en San Mamés que le dejaba a solo 2 puntos del descenso y la directiva cesaba a Koeman. Desde arriba, le dieron los mandos a Voro, eterno salvavidas de Mestalla.

El delegado sacó a los veteranos del particular 'apartheid' de Koeman. "Forman parte de los 25" dijo públicamente y poco después, Joaquín dejó a las claras que había conflictos en el vestuario y la fuente parecía ser Koeman. "Los números son lo más claro que ha dejado Koeman tras su paso. Se ha ido con un dineral y sin despedirse de la plantilla" decía tras la destitución del holandés reflejando el conflicto con varios integrantes del vestuario, no sólo los apartados. Además, desveló que ambos tuvieron unas serias palabras antes del partido de San Mamés. 

Acabado el capítulo Koeman, Voro relanzaría la nave valencianista y en tres jornadas llevaría al equipo hasta el décimo puesto. Ese verano, Voro cedería los mandos y llegaría Unai Emery.

"Fui al club equivocado en el momento equivocado" dijo el neerlandés ya desde Goodison Park. Y con todo, en plena crisis institucional y deportiva, cayó una Copa.

Copa del Rey

*Datos actualizados a fecha 24 de enero de 2018

0 Comentarios

Normas Mostrar