ESPANYOL

Las siete vidas de Javi López

El lateral cierra 2017 con solo 12 partidos de Liga jugados, pero empezará 2018 de titular. Acumula ya 201 encuentros de perico

0
Javi López.
GORKA LEIZA

Este 2017 que se cierra en tres días no ha sido un buen año para Javi López. El capitán apenas ha participado en 12 partidos de Liga, tres de ellos en las 17 jornadas jugadas esta temporada, a causa de las lesiones y de la pérdida de confianza de Quique Sánchez Flores, quien lo alineó ante el Atlético después de un mes y medio recuperado de su última dolencia. Pero su actuación en el último encuentro y la victoria del equipo puede suponer una nueva vida para el sevillano, acostumbrado a resucitar siempre en sus siete campañas en el primer equipo perico, fruto de ese tesón y trabajo que siempre le acompañan y que destacan sus compañeros.

Quique comentó en sala de prensa después de ganar al Atlético que “la presencia de Javi López ayudará a que otros jugadores como Víctor Sánchez puedan actuar en otras posiciones”. Una frase que esconde el siguiente escenario. Sin convocar Sergio Sánchez, con la posible salida de Marc Navarro en el mercado de invierno y con el cambio de posición de Víctor, Javi López afrontará el comienzo de 2018 como el lateral derecho titular. Restará saber si la dirección deportiva considera apropiado fichar otro lateral (si finalmente sale Navarro) que pueda competir directamente con Javi López, pero, según fuentes consultadas, el Espanyol no estaría por labor de que vengan jugadores, sino simplemente de aligerar la plantilla.

Desde que Javi López debutara en el primer equipo en 2009, su trayectoria ha sido un tobogán, sobre todo las últimas campañas. En la campaña 2015-16 empezó de mediocentro, pero fue señalado por Sergio González después del 0-6 del Real Madrid en Cornellà-El Prat. Era la jornada 3, y el capitán no volvió a ser titular hasta la 11. Luego, acabó el curso ayudando al equipo a obtener una salvación sudada. Afianzado con Mauricio Pochettino y Javier Aguirre, con Quique el primer año también vivió una temporada de altibajos, pero siempre regresó a la titularidad el de Osuna. Jugó diez partidos en la primera vuelta y nueve en la segunda, renovó hasta 2019 y mantiene el deseo de retirarse en el club que le dio la alternativa en Primera. Con 201 partidos de Liga y sus siete vidas, sigue resistiendo pese al paso de los años.