Navarro: un atípico día como presidente de mesa electoral

ESPANYOL

Navarro: un atípico día como presidente de mesa electoral

Navarro: un atípico día como presidente de mesa electoral

GORKA LEIZA

DIARO AS

El canterano se unió a la concentración después de llevar los votos. Hizo su tarea en la Escola Boix de Bufalá, donde reside desde pequeño. AS estuvo con él.

Las elecciones catalanas incumben a toda la ciudadanía, por lo que el mundo del deporte no podía ser menos. Y, en concreto, el Espanyol. Uno de sus jugadores, Marc Navarro, no pudo participar en el entrenamiento de este jueves, el último previo al encuentro contra el Atlético de Madrid, al haber sido requerido para ejercer como presidente en una mesa electoral en Badalona.

El lateral derecho, que entró en la lista de Quique Sánchez Flores, tuvo además que encargarse del recuento de los votos y de llevarlos desde la Escola Boix al Ayuntamiento, por lo que no se incorporó a la concentración del equipo en el Hotel Hesperia de Sant Just hasta pasada la hora de cenar. El canterano no se ha podido librar de esa obligación administrativa ya que el Espanyol no tenía partido ayer, sino hoy y en casa (21:30). De hecho, cuando Navarro recibió el requerimiento, intentó librarse al alegar trabajo, pero la administración le comunicó que debía presentarse. El futbolista acudió al colegio de su barrio de Badalona, donde se ha criado y empezó a jugar a fútbol. Sus vecinos le reconocieron como presidente de la mesa y charlaron con él, aunque es ya una persona muy conocida en el barrio de Bufalá. Navarro descansó de 14:00 a 15:00 para irse a comer a su casa, y asumió con naturalidad el deber ciudadano.

Pese a esta ausencia en el último entrenamiento, durante toda la semana se ha postulado, junto a Javi López, como principal candidato para suplir en el lateral derecho a Víctor Sánchez, que no podrá actuar ante los rojiblancos por acumulación de amonestaciones. El futbolista no es, ni mucho menos, el primer jugador del Espanyol al que convocan para una mesa electoral.

Fue precisamente en las anteriores elecciones al Parlament catalán, el 27 de septiembre de 2015, cuando la administración citó a Pau López como segundo vocal en su localidad, Olot (Girona). Sin embargo, ese día los pericos tenían encuentro de Liga en Riazor ante el Deportivo y las autoridades competentes atendieron el recurso presentado por el club, por lo que el meta se pudo liberar del compromiso electoral.

No ha ocurrido así con Navarro, que ayer vivió un día atípico antes de un partido trascendental en el que puede acabar teniendo minutos.

0 Comentarios

Normas Mostrar