Ventura, oficialmente destituido como seleccionador

ITALIA

Ventura, oficialmente destituido como seleccionador

El entrenador ha sido despedido después de una reunión en la que estuvieron presentes todos los altos cargos del fútbol italiano. Él no tenía intención de dimitir.

Giampiero Ventura ha sido destituido oficialmente como seleccionador de Italia después de una reunión entre los más altos cargos del fútbol italiano en la sede de la Federación Italiana de Fútbol. 

El seleccionador, que no consiguió el objetivo principal, clasificar a Italia para el Mundial ni a través de la liguilla ni en la repesca contra la Selección sueca, era reticente a presentar su dimisión, lo que ha obligado a la FIGC a forzar su salida. El mejor colocado para sustituir a Ventura parece ser Carlo Ancelotti pero el entrenador de Reggiolo tiene como condición una renovación de la Federación Italiana que podría tener como hombre clave al exfutbolista Paolo Maldini.

En la reunión, no sólo estaba sobre la mesa la destitución de Ventura si no también un plan de renovación de la FIGC (Federación Italiana de Fútbol, por sus siglas en italiano), que esperaban que comenzase con la dimisión de Tavecchio, presidente de esta, que seguirá en el cargo, algo que ha indignado a parte de los asistentes a esta reunión que han llegado a abandonar la sala antes del final de esta.

Tavecchio no dimite y echa a Ventura: "Pensamos en grandes nombres"

"Le he llamado y le he dicho que ya no necesitamos sus servicios, así que ya no es el seleccionador de la Nazionale. Estamos pensando en entrenadores importantes". Se acabó así, con estas frases de Carlo Tavecchio, la triste aventura en el banquillo de la Azzurra de Giampiero Ventura. El mister, que se llevará para siempre la mancha de haber dejado a Italia fuera de un Mundial después de 60 años, era reticente a presentar su dimisión y estuvo negociando un finiquito de 750.000 euros, cantidad que cobrará para cerrar una de las páginas más tristes del deporte rey italiano.

Todos los italianos, sin embargo, se esperaban también la dimisión del propio Tavecchio, la cual fue pedida en sus portadas tanto por Tuttosport como por el Corriere dello Sport con un contundente "¡Vete!". Sin embargo, durante la reunión que tuvo lugar en Roma con todas las componentes federales, el presidente de la Federcalcio no dio el paso atrás, causando la rabia de Demetrio Albertini: "Mi primera pregunta fue sobre la dimisión de Tavecchio, que nos comunicó su intención de seguir -dijo el excolchonero, ahora jefe de la asociación de los futbolistas-. Me autoexpulsé de una reunión surrealista, necesitamos elecciones con nuevas caras, echar a Ventura no es suficiente para levantarnos".

El presidente de la Federcalcio no piensa dejar su cargo, y a la prensa anticipó sus nuevas ideas: "Convoqué un consejo para el lunes, expondré un nuevo programa técnico y un nuevo proyecto en colaboración con otras ligas". El nombre más cotizado para la nueva era de la Azzurra sigue siendo el de Carlo Ancelotti. Tanto el Corriere dello Sport como La Gazzetta confirmaron que 'Carletto' tenía en sus planes acabar en el banquillo de su país y se veía guiando a su 'squadra' en el Mundial del 2022. Para anticipar su llegada, sin embargo, se necesitará una inversión económica importante, que podría ser sustentada por los patrocinadores como ha ocurrido con Conte y, sobre todo, una profunda renovación de la Federación, con caras nuevas y jóvenes como puede ser la de Paolo Maldini.

De todas formas, al exmadridista no le faltan ofertas faraónicas desde la Premier (ya se movieron Arsenal y Chelsea) y, por eso, hay que barajar alternativas: Conte, Mancini y Allegri son las hipótesis, que obviamente obligarían el fichaje de un técnico ad interim hasta junio. Los tifosi, mientras tanto, estallaron en las redes sociales: el deseo es hacer borrón y cuenta nueva, teniendo cuanto antes el nombre del heredero del insultadísimo Ventura. Hay que pasar página pronto.

0 Comentarios

Normas Mostrar