Lluvia de goles en Londres

GRUPO C | CHELSEA 3 - ROMA 3

Lluvia de goles en Londres

Los Italianos remontaron un 2-0 en contra para ponerse momentáneamente 3-2 pero Hazard acabó por establecer las tablas para repartir los puntos.

El Chelsea y el Roma empataron a tres en uno de esos encuentros que quedarán en la memorias de los aficionados. Los Italianos remontaron un 2-0 en contra para ponerse momentáneamente 3-2 pero Hazard acabó por establecer las tablas para repartir los puntos y dejar a los Blues como líderes del Grupo C. Así, el Roma se queda segundo, dos puntos por detrás de los Blues y tres por delante de un Atlético de Madrid que deberá remar en los segunda fase del grupo para estar en los octavos...

Conte recuperó a Álvaro Morata en el ataque y reforzó de inicio su centro del campo con la incursión de David Luiz junto a Bakayoko y Cesc Fábregas para cubrir la baja de Kante. Alguno vio ese 3-5-2 como un guiño exagerado al catenaccio italiano pero en la práctica resultó mano de santo casi hasta el descanso.

Hazard y Morata, más liberados que en el tradicional 3-4-3, apenas tardaron cuatro minutos en crear la primera gran ocasión del partido. El belga adivinó un desmarque del español a la espalda de los centrales pero el disparo del ex del Real Madrid no encontró la potencia necesaria para sorprender a Alisson Becker.

El Chelsea no se desespero pese a llegar al partido con muchas dudas tras las consecutivas derrotas ante el Manchester City y el Crystal Palace. Volvió a recuperar la intensidad con la que ganó tres semanas antes al Atlético de Madrid y apenas tardó otros seis minutos en obtener la recompensa del 1-0. David Luiz hizo una pared con un defensor rival y sacó un latigazo tremendo desde la frontal para poner a su equipo merecidamente por delante.

El Roma despertó por fin con el gol en contra y amenazó pronto con el empate. Courtois lo evitó entonces con una buena estirada ante un disparo de Nainggolan para dar otro impulso a los Blues hacia el segundo tanto.

Morata insistió una y otra vez con su zancada pero encontró en Peres a un hueso duro. El nueve blue no cesó en su empeño y, a los 37 minutos de partido, fabricó el 2-0 con un disparó envenenado que se convirtió en asistencia de lujo para Hazard.

El Roma tampoco se dio por vencido entonces y apenas tres minutos después Kolarov acortó distancias para llegar con 2-1 al descanso.

El gol y el paso por los vestuarios fue el acicate definitivo para ver la mejor versión de los italianos. Se lanzaron en manada a por el empate y cuando lo lograron quisieron también el partido. Todo fue merecido. Cogieron la posesión del balón, arrinconaron al Chelsea en su área y apedrearon la meta de Courtois hasta encontrar el 2-2 con uno de los goles de la temporada. Fazio centró desde lejísimos y Dzeko la empalmó de volea sin pensarlo con un remate que hubiera firmado el mejor Van Basten.

Era todavía el minuto 64 y el Roma intuyó que todavía quedaba espacio y tiempo de sobra para hacer más sangre. Dicho y hecho. El propio Dzeko estableció el 2-3 con un cabezazo de puro nueve a centro de Kolarov.

Dos ex del Manchester City estaban poniendo abajo patas arriba Stamford Bridge como hacía sólo dos semanas atrás lo había hecho el propio equipo de Pep Guardiola en la Premier League. El Chelsea temía su tercera derrota consecutiva pero Hazard apareció justo a tiempo para apagar el fuego. Pedro, que había salido por David Luiz antes de la remontada del Roma, la puso y el belga batió a Alisson Becker de cabeza para anotar otro doblete y establecer el empate. Quedaba todavía un cuarto de hora pero ya fue de propina. Los dos equipos intentaron todavía romper el partido pero el 3-3 quedó finalmente como un resultado redondo para semejante partido. Sólo el aficionado del Atlético que hubiera preferido la victoria Blue podría discutirlo.

0 Comentarios

Mostrar