Carmena, clave para la final de la Champions en el Wanda

ATLÉTICO DE MADRID

Carmena, clave para la final de la Champions en el Wanda

Así lo comunicó la UEFA al Atlético. La candidatura se diferenció de la de Bakú por las garantías del Ayuntamiento de Madrid. En 7 días comienzan las obras de los nuevos accesos.

El Wanda Metropolitano será la sede de la final de la Champions 2019 y para ello ha sido clave el apoyo de la ciudad, de su Ayuntamiento. El trabajo del consistorio en la candidatura, porque hay que recordar que la petición es de una ciudad, no de un club, fue decisivo para la UEFA. Así se lo comunicó el organismo europeo al club cuando le dio la gran noticia y, a renglón seguido, el club colchonero, formalmente, le hizo llegar su agradecimiento al Ayuntamiento.

Los estadios, tanto el Wanda Metropolitano como el de Bakú, son excelentes. Los informes técnicos eran buenos, con ventajas y desventajas de cada uno, evidentemente. Pero UEFA pone mucho peso en lo que supone para una ciudad la organización de una movilidad internacional a gran escala. Ahí el Ayuntamiento le dio muestras en su dossier de que Madrid es más que solvente. La red de transporte público en la ciudad, la conexión desde el estadio al centro, la proximidad del recinto al aeropuerto, la fácil conexión de Madrid con otras ciudades con aeropuertos e incluso la posibilidad de un servicio lanzadera de retorno organizado tras el partido al aeropuerto fueron ofertas de la ciudad que, poco a poco, fueron inclinando la balanza. Madrid, no sólo el Atlético, quería esa final.

El Atlético le dio las gracias, por eso y, especialmente, por el sprint final durante la última semana previa a la apertura del Wanda Metropolitano. Los diez últimos días, donde además se tramitó la licencia de utilización, fueron frenéticos. La sintonía entre el club y el consistorio ha recibido como premio esa final, pero ahora debe hacer que el estadio se concluya. Y falta.

Para el 1 de junio de 2019 el Wanda Metropolitano tiene que ser el estadio mejor comunicado, pero más bien la intención es que se convierta en realidad bastante antes. El miércoles se evidenciará una carencia, la de los nuevos accesos desde la M-40. Hasta ahora los dos partidos en fin de semana se han salvado con bastante calma, pero la zona se topará con una realidad. A esa hora, incluso sin partidos, hay problemas de tráfico a esa altura en la vía de circunvalación. Es por eso que urge activar las mejoras de la fase I. El pinchazo en sentido Sur para acceder a la Avenida Luis Aragonés y el carril de desaceleración para acceder desde la M-40 a Arcentales en sentido Norte.

En siete días está previsto iniciar los trabajos con la colocación de las defensas. Como todos los aficionados han podido constatar, al estadio le faltan remates, por dentro, pero sobre todo por fuera. Se está trabajando entre partidos, aunque el poco tiempo entre ellos ha impedido que se pueda mover toda la maquinaria pesada. Poco a poco se observan novedades y para el Chelsea se notarán las labores de acondicionamiento y jardinería. Después del Chelsea hay previsto otro gran empujón, coincidiendo con el parón de selecciones, para que el estadio registre una mejora para recibir al Barcelona.

0 Comentarios

Normas Mostrar