Pau y Diego López, cruce de caminos en la portería

ESPANYOL

Pau y Diego López, cruce de caminos en la portería

Pau López y Diego López.

GORKA LEIZA

Quique plantea el cambio, decisión que marcará el futuro. El joven finaliza contrato en 2018 y el gallego tiene contrato tres cursos más.

Barcelona

Después de tres partidos de titular, en los que el Espanyol ha sumado un punto y ha recibido siete goles, Pau López volverá al banquillo ante el Celta. Al menos, eso es lo que apunta la lógica aplicada la temporada pasada por Quique Sánchez Flores, quien confió en Diego López para ser titular (Roberto Jiménez solamente jugó cuando el meta gallego estuvo lesionado) y para convertirse en el primer fichaje de este curso. De hecho, el meta de 35 años es el jugador mejor pagado de la plantilla.

La decisión afecta al futuro del canterano, que finaliza contrato el próximo 30 de junio y que en las próximas semanas comenzará las conversaciones con el club para renovar, algo que debería agilizarse antes del 1 de enero, cuando el portero gerundense podrá ya tratar con otra entidad libremente. El contrato de tres años de Diego López, la confianza del entrenador y la juventud de Pau (22 años) hacen muy difícil su continuidad.

La carrera de Pau en el Espanyol está siendo una mezcla de oportunidades y de infortunios. Después de eclosionar en la campaña 2014-15, donde su Copa del Rey (alcanzó las semifinales) le hizo ganarse el respeto de todos, le tocó vivir su gran experiencia en la caótica campaña 2015-16. El Espanyol recibió 72 goles, el más débil de la historia, a causa de una desorganización acelerada con Constantin Galca. Pau pagó los platos rotos. La apuesta por Roberto (y Diego) y no por él le hizo salir un año a Londres.

Este curso también le ha tocado empezar la temporada de titular pero en un Espanyol poco solidificado y con dos salidas de las más cuesta arriba del campeonato (Sevilla y Barcelona). Con siete goles, es el segundo portero más goleado y el que más paradas ha realizado (14), síntoma del poco equilibrio defensivo del equipo.

Pau ha disputado ya 41 partidos de Liga con el Espanyol y ha recibido 72 goles. Una media de 1,76 por encuentro que contrasta con los 1,08 de Diego López. El meta gallego le dio estabilidad al equipo perico en la primera vuelta pasada, afianzándose como uno de los mejores porteros de la Liga, y fue ayudado también por la racha de casi siete partidos sin recibir goles de los pericos (tiene el récord de imbatibilidad con 586 minutos). Diego ha recibido 38 tantos en 35 encuentros. Una media de únicamente 1,08 goles por partido jugado con el Espanyol.

0 Comentarios

Mostrar