Estás leyendo

LaLiga retrata las líneas económicas de España

LA ESPAÑA FUTBOLÍSTICA

LaLiga retrata las líneas económicas de España

Localidades como Lorca aparecen en el mapa futbolístico español gracias a su equipo de fútbol.

Pascu Méndez

DIARIO AS

Veintiuna de las 50 provincias no cuentan con equipo en LaLiga. Las que no tienen clubes en la élite no ofrecen un buen PIB.

Los 700 kilómetros de Marbella a Segovia pasaron volando para la plantilla de la Gimnástica. La tercera ronda de la Copa del Rey acerca al equipo a la élite de nuestro fútbol, a la que muchas provincias sólo pueden acceder por televisión. Veintiuna de las 50 que integran España no tienen equipo en LaLiga (ni Santander ni 1|2|3). Un reparto que hace de nuestro territorio una especie de donut en el que el agujero sería Madrid. Un mapa que retrata las líneas económicas de España.

“Hay dos Españas: una urbana y europea, y una España interior y despoblada”, escribe Sergio del Molino en La España vacía: Viaje por un país que nunca fue. No habla de fútbol, sus 292 páginas son un fino ensayo sociológico, pero a vista de pájaro ese paisaje casa con el que ofrece nuestro fútbol. Madrid es la provincia con más equipos en Primera y Segunda, con seis: Real Madrid, Atlético, Getafe, Leganés, Rayo y Alcorcón. Hasta allí llega el clamor por Isco en el España-Italia, el runrún por ese Wanda Metropolitano donde ya crece la hierba, el eco que deja el himno de la Champions... Pero en las provincias que le sirven de cinturón, el fútbol de LaLiga está ausente. Giremos como las agujas del reloj: Segovia, Guadalajara, Cuenca, Toledo y Ávila. Y si abrimos el hula hoop, más de lo mismo. Sólo Soria, con el Numancia, y Valladolid, con el club que lleva su nombre, alivian la sequía de fútbol de élite que sí afecta a Ciudad Real, Badajoz, Cáceres, Salamanca, Zamora, Palencia y Burgos.

Es un simple mapa, el retrato del deporte rey, pero un dibujo que coincide con el latir económico de nuestro país. Porque, según el Producto Interior Bruto por habitante de 2016 (datos del Instituto Nacional de Estadística), la Comunidad de Madrid lidera el ránking con 32.723 euros por delante del País Vasco (31.805), curiosamente las dos que ostentan el récord de equipos en Primera gracias a Real Madrid, Atlético, Getafe, Leganés, Real Sociedad, Athletic, Eibar y Alavés. Si invertimos el cuadro, vemos a Extremadura (16.369) última o a Castilla-La Mancha (18.591) cuarta por el final.

“Y, sin embargo, la España urbana no se entiende sin la vacía”, apunta Del Molino en su libro. Tiene razón. Porque de ese fútbol que no es portada en la web de la UEFA se nutren muchos grandes clubes. Con jugones del calibre de Saúl (Elche) o Asensio (Baleares), fruto de provincias hoy día sin club en LaLiga; con aficionados de mil y una peñas; con equipos como la Gimnástica con la que abríamos este texto y que animan la Copa del Rey. O el Formentera, Lleida, Calahorra y Logroñés (alegría por partida doble en La Rioja), Elche y Hércules (de nuevo brindis por duplicado en Alicante) y Talavera, todos ellos en horas felices tras lograr clasificarse para la tercera ronda del torneo del KO. Esa es la casa de todos. La España que no está vacía.

La situación en las otras grandes ligas.

INGLATERRA. Londres es capital. ¿Hay vida más allá de Londres? Sí, pero en lo que al fútbol se refiere, ese es el enjambre de Inglaterra. Es ahí y en la zona de Manchester y Liverpool donde se concentran los clubes que militan en Premier y Championship. En la 2017-18 hay cinco equipos de Londres en la máxima categoría: Chelsea, Tottenham, Arsenal, Crystal Palace y West Ham. Y cuatro en la Segunda División: Queens Park Rangers, Brentford, Fulham y Millwall. El Swansea, en Premier, y el Cardiff City, en Championship, son los clubes situados más al Oeste, mientras que el Sunderland, que la pasada temporada descendió, marca el referente más al norte antes de llegar a tierras de Escocia.

ALEMANIA. Kassel marca el centro. Uno echa un vistazo al mapa de Alemania y descubre un enorme vacío justo en su corazón. Allí no hay fútbol de élite, parece ser. Kassel (Hesse) o Gotinga (Baja Sajonia) son dos de las localidades de peso que marcan ese eje central. Si uno vive allí, en pleno pulmón verde, y quiere disfrutar en directo de partidos de la Bundesliga, tiene que viajar al norte hasta Hannover, al Este a Leipzig, al sur a Múnich y al Oeste a Frankfurt. Idéntico reparto se aprecia en la Bundesliga 2, en la que el norte geográfico lo marca el Holstein Kiel. Berlín, la capital, cuenta con dos equipos en las dos máximas categorías del fútbol alemán: el Hertha (Bundesliga) y el Union (Bundesliga 2).

FRANCIA. Lille estira hacia Bélgica. París sólo tiene dos equipos, pero uno de ellos va camino de valer por seis: Neymar y Mbappé ponen el lacito rojo a un regalo que debe saber administrar Unai Emery. A la sombra del PSG está el París FC, que milita en la Ligue 2. Es uno de los 20 clubes que compiten en la segunda categoría, donde el sur de Francia apenas tiene peso en la 2017-18. El Nimes es su referente más destacado, aunque en la parte central del país, de Clermont-Ferrand hacia abajo, no bota el balón. En la Ligue 1, el patrón se repite, con ausencia de equipos en la zona central. El Toulouse supone el sótano y el Lille la azotea, con su estadio apenas a 20 kilómetros de la frontera con Bélgica.

ITALIA. Los Abruzos marcan la línea. Los Abruzos marcan una especie de frontera entre norte y sur. Esa cadena montañosa es el imaginario centro del campo en ese derbi que juegan el Norte y el Sur de Italia... y no sólo en el fútbol. En el caso de la Serie A 2017-18, es el Norte el que vence pues tan sólo cuatro clubes figuran por debajo de Roma: Benevento, Nápoles, Crotone y Cagliari, ya en Cerdeña. Dos equipos tiene Milán (Inter y Milán), otros dos Turín (Juventus y Torino), Génova (Sampdoria y Genoa) o Verona (Hellas y Chievo) para superpoblar futbolísticamente el norte del país. Mientras, en la Serie B, el fútbol de élite sí cuenta con un representante en la isla de Sicilia gracias al Palermo

0 Comentarios

Normas Mostrar