Competición
  • Clasificación Eurocopa
Estás leyendo

Lucas Alcaraz, en la cuerda floja como seleccionador de Argelia

MUNDIAL 2018

Lucas Alcaraz, en la cuerda floja como seleccionador de Argelia

El seleccionador de Argelia, Lucas Alcaraz.

Ryad Kramdi

AFP

La eliminación del combinado argelino ha hecho que la prensa le critique y se cuestione si debe continuar al frente del equipo.

La prensa argelina arremetió hoy contra el técnico español Lucas Alcaraz, cuya posición como seleccionador nacional se ha debilitado aún más tras la pronta -aunque esperada- eliminación de Argelia en el camino al mundial de Rusia 2018.

Alcaraz llegó al equipo de forma sorprendente hace apenas tres meses, en medio de duras críticas a la Federación por haber elegido a un seleccionador "sin experiencia internacional ni pedigrí", en palabras de la prensa local.

Ataques que florecieron de nuevo el sábado, tras la derrota en Lusaka (3-1) frente a una Zambia que apura su sueño de clasificarse por vez primera para una fase final de la copa del Mundo.

Y estallaron hoy una vez que "los zorros verdes del desierto" enterraron sus escasas opciones al perder en casa de nuevo (0-1) con los zambeños en un partido en el que los de Alcaraz volvieron a hacer gala de sus grandes defectos: canguelo en defensa y ausencia de juego colectivo.

"Esta noche, como en los partidos anteriores, los Verdes se han visto atrapados por sus limitaciones: falta de rigor, falta de disciplina táctica, falta de cohesión y para empeorar las cosas, el entrenador Alcaraz volvió a cambiar el equipo", afirmaba el diario digital Tout sur L'Algerie.

"Los compañeros de Ryad Mahrez (Leicester) carecían de compromiso y solidaridad sobre el terreno. Las mismas deficiencias que aparecieron el pasado sábado en Lusaka resurgieron el martes en Constantine, con una defensa demasiado débil, un ambiente desconectado y un estéril ataque", agregó.

Razones suficientes, junto a la eliminación en un grupo en el que Argelia debería haber competido por el primer puesto con Nigeria y Camerún, para que el diario, al igual que otros, pida ya la destitución del técnico granadino.

"Esta derrota debería sellar el destino de Alcaraz al frente del equipo nacional, ya que él vinculó su futuro a la cabeza de los Verdes con el resultado del juego de esta noche", recalcó la publicación.

Lo cierto es que poco margen ha tenido el técnico español para tratar de enderezar el rumbo de una selección en caída libre desde que en Brasil 2014 lograra su mayor éxito mundialista, al superar por vez primera la fase de grupos y caer eliminada con honor en octavos ante la luego campeona Alemania.

Desde entonces, la mala gestión por parte de la federación, que ha cambiado hasta en cinco ocasiones de entrenador, ha llevado a la intranscendencia y el fracaso a la que quizá sea la mejor generación de jugadores argelinos.

Pese a contar en sus filas con jugadores de la talla de Ryad Mahrez -mejor jugador de Africa 2016-, Yacim Brahimi, Islam Suleimani, Aïsa Mandy, Faouzi Ghoulam -todos ellos titulares en grandes equipos de la principales ligas europeas- Argelia solo ha cosechado malos resultados.

Además de quedar apartada de Rusia 2018, fue eliminada a la primera de cambio de la Copa de Africa de Naciones, pese a partir en un grupo aparentemente asequible.

En la fase de clasificación para el mundial, ha logrado apenas un punto en cuatro partidos, con un balance de un empate y tres derrotas, con solo tres goles a favor y ocho en contra que hablan de las carencias de un equipo individualista y insolidario, en el que parecen prevalecer los intereses de los jugadores.

El propio Mahrez dio la espantada antes del vital encuentro en Lusaka, más preocupado por solventar su destino profesional que por ayudar a sus compañeros.

Anoche retornó al equipo, y aunque no fue de los perores en el campo, falló un penalti que podría haber cambiado el rumbo del partido antes de que un nuevo falló en defensa permitiera a Zambia anotar el gol de la victoria.

El entorno del propio Ghoulam dejó entrever en plena concentración que no firmará la renovación con el Nápoles y que su intención es a partir de febrero de 2018 escuchar las ofertas que tiene, en particular de la Juventus y el Chelsea.

Perdido el mundial, y con la clasificación para la próxima copa de Africa muy complicada, queda ahora por ver si la inestable Federación Argelina de Fútbol (FAF) aguantará la presión de la prensa u optará por la paciencia que no ha tenido en estos últimos tres años con un Alcaraz en la cuerda floja.

El granadino fue tercer plato después de que la FAF tratara de fichar a un técnico de relumbrón -ofreció el banquillo a entrenadores como Juande Ramos o Marcelo Bielsa- y llegó con la idea de emprender un proyecto a largo plazo, sabiendo que el mundial era una quimera.

El problema es que no solo no le acompañan los resultados, si no que el equipo no ha experimentado aún la mejora en su juego colectivo prometida y esperada por una afición que no se caracteriza por la paciencia. "Argelia perdió en casa en un partido oficial, algo que no ocurría desde hace una década. Tres entrenadores diferentes durante la fase de clasificación", explicaba al término del partido en diario especializado DZfoot.

"Unos jugadores que parecen haber dictado al menos un cambio de entrenador, una inestabilidad crónica y tantos otros elementos auguran la eliminación, pero no se pensó que sería tan temprano", agregó.

0 Comentarios

Normas Mostrar