Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A
Estás leyendo

Darder, un cerebro para Quique

ESPANYOL

Darder, un cerebro para Quique

Sergi Darder.

Carlos Mira

El Espanyol ata al jugador, que llega cedido con opción de compra de ocho millones: será obligatoria si cumple una serie de requisitos de rendimiento.

Barcelona

Aunque el Espanyol no pudo hacerlo ayer oficial, Sergi Darder ya es jugador perico para esta temporada. Este viernes por la mañana pasará la revisión médica, después acudirá a las oficinas de Cornellà-El Prat a firmar su nuevo contrato y será presentado ante los medios de comunicación. Quique Sánchez Flores ya cuenta con una nueva pieza del puzzle, la penúltima que reclamaba para poder afrontar con garantías la temporada.

Todas las partes han hecho esfuerzos para que se cerrase el acuerdo. Finalmente, Darder llega cedido con una opción de compra obligatoria si se cumplen una serie de objetivos relacionados con su participación en el equipo y rendimiento. La cantidad a abonar ronda los ocho millones de euros y hay dos más que van en función de objetivos, por lo que podría alcanzar los diez millones. Además, el Espanyol ha padado 300.000 euros y el Lyon se queda el 20% de los derechos del jugador por si hay una futura venta.

El jugador, que abandonó la entidad blanquiazul en la campaña 2012-13, fue traspasado del Málaga al Olympique de Lyon por 12 millones, por lo que el club francés, que accedió a aceptar una operación por los deseos del mallorquín, ha amortizado su contratación.

Darder cuenta actualmente con 23 años y ya ha vivido tres temporada en la máxima categoría, una en Málaga y las otras dos en la Liga francesa. El Espanyol y el Lyon llevan todo el verano en negociaciones, pero finalmente ha sido en esta última semana, y después de la insistencia del jugador, cuando realmente se ha abordado la operación.

El frenético día del fichaje

Después de que entre martes y miércoles acelerasen las negociaciones, y el Olympique de Lyon diese luz verde a la operación, la jornada del jueves fue frenética para Darder. El mediocentro se entrenó al margen del grupo por la mañana. El mallorquín salió al terreno de juego con sus compañeros, realizó el rondo inicial y el calentamiento, pero luego se apartó del grupo, consciente ya de que su futuro estaba en Barcelona.

Charló con el entrenador y llegaron a la conclusión que eso era lo mejor. Una vez acabó la sesión, el jugador acudió al aeropuerto dirección El Prat. Llegó a primera hora de la tarde y se marchó a las oficinas del club a cerrar el acuerdo. Allí permaneció varias horas hasta que por fin se limaron todos los detalles. Lyon y Espanyol negociaron por email y por teléfono y también intercambiaron los papeles, ya que el mercado francés finalizó este jueves.

0 Comentarios

Normas Mostrar