LaLiga Santander
LaLiga 1,2,3
Bundesliga
Liga Portuguesa
Euroliga
Panathinaikos PAN

-

Darussafaka DAR

-

B. Munich MUN

-

Zalgiris ZAL

-

Liga Holandesa
Willem II Willem II WII

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Liga Belga
Charleroi Charleroi CHR

-

Gent Gent GNT

-

Liga Rumana
CS Concordia Chiajna CS Concordia Chiajna CHI

-

CSMS Iaçi CSMS Iaçi LAC

-

Liga Turca
Göztepe Göztepe GÖZ

-

Bursaspor Bursaspor BRS

-

NBA
Houston Rockets HOU

-

Los Angeles Lakers LAL

-

San Antonio Spurs SAS

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Orlando Magic ORL

-

Chicago Bulls CHI

-

Phoenix Suns PHX

-

Dallas Mavericks DAL

-

Liga Mexicana - Apertura
Estás leyendo

Así invirtió el Barça el dinero de otras grandes ventas

BARCELONA

Así invirtió el Barça el dinero de otras grandes ventas

La salida del astro brasileño será muy lucrativa para el club azulgrana, pero debe tener cuidado a la hora de reforzarse para no repetir malas experiencias del pasado.

Neymar ha llegado al PSG a cambio de 222 millones de euros, una cantidad astronómica que permitiría al Barcelona fichar a cualquier jugador del planeta o armar una plantilla aún más competitiva trayendo varias caras nuevas.

Es cierto que el club azulgrana pierde a una gran estrella, pero ahora tendrá dinero suficiente para que Ernesto Valverde haga un equipo a su gusto. Sin embargo, la experiencia del club tras perder a una gran estrella no es buena. De hecho, si echamos la vista atrás, podemos sacar como conclusión que el Barcelona suele desperdiciar el dinero obtenido de grandes ventas.

Los casos más sonados son los de los futbolistas más grandes que han perdido tras ser despositadas sus cláusulas de rescisión: Ronaldo y Figo.

Balance tras perder a Ronaldo

Ronaldo llegó del PSV en la temporada 1996-1997 procedente del PSV Eindhoven. Le costó quince millones de euros. Aquella temporada en el Barcelona fue un escándalo y el Inter de Milán se apresuró a pagar su cláusula de 28 millones de euros (aunque en aquel entonces estaba en curso la peseta). Ese mismo verano salieron Dugarry (5,5 millones), Popescu (4,5), Blanc (2,5) y Cuéllar (1,8), además de varios jugadores a coste cero como Lopetegui, Stoichkov, Quique Álvarez, Setvalls, Toni Velamazán, Vucevic y Arnau. En total se embolsaron 42,3 millones la temporada que se vendió a Ronaldo (y a Stoichkov), algo que en su día significaba una fortuna.

Portada del Diario AS del sábado 21 de junio de 1997.

Sin embargo, con el dinero ingresado el Barça no supo invertir bien y a juzgar por el rendimiento de los futbolistas que llegaron en su lugar, en cierto modo lo malgastó. La estrella que llegó por Ronaldo fue Rivaldo, procedente del Deportivo. Costó 23,5 millones y fue uno de los símbolos del equipo durante años. Pero Rivaldo fue la excepción. Con él llegaron Anderson (18), Reiziger (8), Dugarry (4), Bogarde (3,7), Hesp (1,1), Ciric (0,9), Amunike (0), Cuadrado (0) y Toni Velamazán (volvía de cesión). Salvo el guardameta holandés, ninguno dio el nivel esperado, alcanzando un gasto de 59,2 millones de euros, 6,9 más de los que habían ingresado en ventas.

Atltas y Bajas del Barcelona en la temporada 1997-1998

Altas Edad País club Precio Bajas Edad País Club Precio
Rivaldo 25 Brasil Deportivo 23,5 Ronaldo 20 Brasil Inter M. 28
Anderson 26 Brasil Mónaco 18 Dugarry 25 Francia O. Marsella 5,5
Reiziger 24 Holanda Milán 8 Popescu 29 Rumanía Galatasaray 4,5
Dugarry 25 Francia Milán 4 Blanc 31 Francia O. Marsella 2,5
Bogarde 26 Holanda Milán 3,7 Cuéllar 24 España Betis 1,8
Hesp 31 Holanda Roda JC 1,1 Lopetegui 30 España R. Vallecano 0
Ciric 22 Serbia Partizán 0,9 Stoichkov 31 Bulgaria CSKA Sofia 0
Amunike 26 Nigeria Sporting P. 0 Q. Álvarez 21 España Logroñés 0
Cuadrado 18 España Barça B 0 Setvalls 22 España Lleida 0
Velamazán * 20 España Oviedo 0 Velamazán * 20 España Albacete 0
59,2 Vucevic 26 Croacia Colonia 0
Arnau 22 España Barça B 0
42,3

* Cedidos.

Balance tras perder a Figo

La temporada 2000-2001 se produjo la compra del primer galáctico de Florentino Pérez. Figo llegó al Real Madrid tras el pago de su cláusula fijado en 60 millones de euros. Con él no se marcharon grandes jugadores, pues ese mismo año salieron Déhu (6 millones), Ronald de Boer (5,5), Arnau (2,1), Hesp (1,2), Amunike (0), Bogarde (0), Ciric (0), Litmanen (0), Luis García (0), Arteta (0) y Okunowo (0). Recibieron un total de 74,8 millones de euros por todos esos jugadores.

Portada del Diario AS del jueves 6 de julio de 2000.

Pero una vez más, los fichajes no estuvieron a la altura de los jugadores perdidos, a pesar de que ese año subieron del filial jugadores como Pepe Reina, Arteta o Santamaría. La mayor inversión se derrochó en Marc Overmars, el extremo del Arsenal que enamoró en Highbury y decepcionó en el Camp Nou. Costó 40 millones de euros. Al club inglés también le pagaron 15 millones por Petit, que pasó sin pena ni gloria por el equipo azulgrana. Las otras adquisiciones fueron el ahora entrenador del Barça B, Gerard López (21,6 millones), Alfonso Pérez (16,5), Dutruel (4), De la Peña (0), Luis García (0), Ciric (0) y Okunowo (0). Finalmente se gastaron en tres meses 97,1 millones de euros, 22,3 millones más de los que habían ingresado. Ninguno de ellos consiguió cubrir, ni de lejos, el vacío que dejó el portugués.

Atltas y Bajas del Barcelona en la temporada 2000-2001

Altas Edad País Club Precio Bajas Edad País Club Precio
Overmars 27 Holanda Arsenal 40 Figo 27 Portugal R. Madrid 60
Gerard 21 España Valencia 21,6 Déhu 27 Francia PSG 6
Alfonso 27 España Betis 16,5 R. De Boer 30 Holanda Glasgow Rangers 5,5
Petit 29 Francia Arsenal 15 Arnau 25 España Málaga 2,1
Dutruel 27 Francia Celta 4 Hesp 34 Holanda Fortuna S. 1,2
De la Peña 24 España Lazio 0 Amunike 29 Nigeria Albacete 0
Santamaría 19 España Barça B 0 Bogarde 30 Holanda Chelsea 0
Arteta 18 España Barça B 0 Ciric 25 Serbia Valladolid 0
Pepe Reina 17 España Barça B 0 Litmanen 29 Finlandia Liverpool 0
Luis García * 22 España Toledo 0 Luis García * 22 España Tenerife 0
Ciric * 25 Serbia AEK 0 Arteta * 18 España PSG 0
Okunowo * 21 Nigeria Benfica 0 Okunowo * 21 Nigeria Badajoz 0
97,1 74,8

* Cedidos.

Otros Casos

1984-1985: Durante esa temporada se marchó Diego Armando Maradona al Nápoles por 13 millones de euros. También salieron Quini, que se fue al Sporting con 34 años, Enrique Morán, que se marchó al Atlético de Madrid y Antonio Olmo, que puso fin a su carrera deportiva. Ese dinero no se invirtió en la compra de una estrella que supliera a Maradona. Sólo pagaron 2 millones de euros por Steve Archibald, del Tottenham. Ese año incorporaron a Ramón Calderé del filial y al central Salva, del Zaragoza.

1994-1995: Poco antes de la marcha de Ronaldo a Italia, Michael Laudrup cambió al Barça por el eterno rival, el Real Madrid, dejando en las arcas 9,6 millones de euros. Durante ese verano también se vendió a Julio Salinas por 2,4 millones (Deportivo), a Andoni Zubizarreta por 2,1 (Valencia), a Juan Carlos por 0,9 (Valencia) y a Ronnie Ekelund por 0,75 (Southampton). Las bajas sin ingresos fueron Óscar (cedido al Albacete), Goikoetxea (Athletic de Bilbao), Romario (Flamengo), Vucevic (cedido al Hajdul Split), Carreras (cedido al Racing) y Pecelj (Barça B). 15,75 millones en ingresos, de los cuales se gastaron 12,20 en traer a Hagi del Brescia (4), Eskurza del Athletic (4), Abelardo del Sporting (3), Escaich del Athletic (1,2), Lopetegui del Logroñés (0), Pecelj del Estrella Roja (0), Korneev del Espanyol (0), Sánchez Jara de Osasuna (0), José Mari de Osasuna (0), Carreras del Oviedo (volvió tras cesión). Esa temporada Jordi Cruyff y Roger subieron del Barcelona B. En cuanto al balance, Hagi y Abelardo fueron importantes en el equipo, pero tras perder de una tacada a Laudrup y Romario, la afición esperaba haber conseguido mucho más en el mercado de fichajes.

No repetir los errores del pasado

A la vista de estos casos, el Barcelona debería ser muy cauteloso a la hora de gastar el dinero que ingrese. Una superestrella podría cubrir el vacío que deja Neymar y aún así podría sobrar dinero para reforzarse en alguna posición, aunque por otra parte podrían reforzarse con dos o tres jugadores jóvenes de buen nivel para crear un equipo fuerte que dure varios años, con el fin de que reemplacen a Messi y compañía en un futuro. Lo difícil será acertar con los nombres.

0 Comentarios

Mostrar