Liga Rumana
FINALIZADO
FC Hermannstadt FC Hermannstadt HER

1

FC Botosani FC Botosani BOT

1

FINALIZADO
Gaz Metan M. Gaz Metan M. GMM

2

FC Voluntari FC Voluntari VOL

0

NBA
FINALIZADO
Houston Rockets HOU

115

Indiana Pacers IND

103

FINALIZADO
New York Knicks NYK

89

Orlando Magic ORL

115

FINALIZADO
Denver Nuggets DEN

114

Milwaukee Bucks MIL

121

FINALIZADO
Portland Trail Blazers POR

100

Boston Celtics BOS

94

FINALIZADO
Los Angeles Lakers LAL

107

Atlanta Hawks ATL

106

Campeonato Brasileño Serie A
Liga Colombiana II
Liga Griega
FINALIZADO
Apollon Smyrnis Apollon Smyrnis APL

1

Aris Aris ARI

2

Liga Mexicana - Apertura

FÚTBOL

¿Qué fue de Saviola?: el 'conejo' que saltó entre los grandes

Saviola, ex jugador del Real Madrid y Barcelona.

El argentino jugó en dos buques insignia del fútbol mundial: Barcelona y Real Madrid. Pasó por Sevilla y Málaga y participó en la Champions con cinco equipos diferentes
Real Madrid - Atlético en directo: Final Copa del Rey Juvenil 2018

El relato de un sueño cumplido. Así se podría empezar la historia de Saviola como futbolista. Nació en Buenos Aires, capital de un país en el que se respira fútbol en cada una de sus esquinas. Y así se crió, entre fútbol, deporte al que estuvo ligado desde pequeño y al que sigue dedicando su vida. El argentino dio patadas al balón en las máximas divisiones de Argentina, España, Portugal, Italia, Francia y Grecia. Su historial no deja indiferente a nadie. Desequilibrante, explosivo y con buen golpeo de balón, Saviola nos ha dejado en nuestra Liga muchos goles (70) y momentos de disfrute para todos aquellos amantes de este deporte.

Saviola levanta la primera Copa de la UEFA del Sevilla.

Javier Pedro Saviola Fernández, más conocido como Saviola, ‘pibito’ o ‘conejo’, fue un jugador que pasó por hasta cuatro equipos de la Liga española: Barcelona, Sevilla, Real Madrid y Málaga. El futbolista argentino llegó a River Plate con tan sólo ocho años, después de haber jugado en un equipo de fútbol sala de su barrio. Probó con los millonarios y se quedó, pasando por todas las categorías inferiores, hasta debutar con el primer equipo. Fue un 18 de octubre de 1998. Con tan sólo 16 años, un joven Saviola saltaba al campo con el 27 a la espalda para sustituir a Castillo. La oportunidad era mayúscula y el ‘conejo’, tal y como le apodó el ‘Mono’ Burgos, la aprovechó a las mil maravillas anotando su primer gol en la máxima categoría argentina. Su rapidez le hizo no sólo ganarse el mote que le puso el actual segundo entrenador del Atlético sino el interés de uno de los grandes de Europa: el Barça.

El jugador River Plate Javier Saviola celebra la consecución del gol que dió la victora a su equipo ante Chacarita durante el partido del Torneo Clausura disputado hoy en el Monumental de Buenos Aires.

Joven promesa argentina que enamoró al Barça

Tres años en River fueron suficientes para demostrar su destreza y causar sensación. Se convirtió en toda una promesa del fútbol argentino. Con un cambio de ritmo impresionante protagonizaba un recital de movilidad y manejo de balón con las dos piernas cada vez que saltaba al terreno de juego. Aquel jugador de talla menuda estaba cumpliendo su sueño. Ya no era indiferente para nadie. Compartía vestuarios con los que habían sido sus ídolos en años anteriores y se convirtió en el gran jugador revelación de aquellos años en Argentina. Su meteórica proyección se trasladaba también a la selección albiceleste, con la que empezó conquistando el Mundial Sub-20. El destino quería verle triunfar y él se dejó llevar.

Saviola, German Lux, Julio Arca y Andres D'Alessandro levantan la Copa del Mundo Sub-20.

Fue por todo esto por lo que con sólo 19 años y a cambio de 35 millones de euros aterrizaba en Barcelona tras convertirse en uno de los fichajes más caros del fútbol argentino, donde venía de sumar sus primeros títulos (un Apertura, un Clausura y una Libertadores). El club azulgrana tenía las expectativas en él por las nubes. Pero, aquel jugador no empezaría con buen pie en Can Barça. Y es que a tan solo siete días después de llegar a la Ciudad condal tuvo que subirse un avión con dirección a Argentina debido al fallecimiento de su padre. Un duro golpe que le afectó en sus inicios con la elástica azulgrana.

Saviola y Ronaldinho en el Barcelona.

A pesar de que su paso por el Barça no sea recordado con mucho entusiasmo. Lo cierto es que en sus tres temporadas en el Camp Nou se saldaron con 60 goles. Los números no eran suficientes y se marchó cedido un año al Mónaco en la 2004-05, donde marcó más de una decena de goles, cuatro de ellos en Champions League. En la temporada siguiente, Saviola y el Barcelona volvieron a coger caminos diferentes. El delantero argentino se marchó cedido de nuevo pero esta vez se quedaría en la Liga, en el Sevilla, donde ganó una Europa League, la primera del cuadro hispalense. Volvería en la siguiente campaña al Camp Nou pero supo desde el principio que su salida iba a llegar pronto ya que no tenía hueco en aquel Barça de Frank Rijkaard. A pesar de que su fin como azulgrana era de intuir, no bajó los brazos. Su última campaña en la ciudad condal dejó 12 goles. Con el cuadro catalán añadiría a su palmarés una Supercopa de España.

Saviola celebra un gol en Champions con el Mónaco.

Polémico fichaje por el Real Madrid

Corría por aquel entonces el año 2007 cuando le llegó la oferta del Real Madrid. Una oportunidad irrechazable para él y un ‘9’ de garantías para el cuadro blanco. A pesar de estar ante un cambio de equipo un tanto polémico debido a la eterna rivalidad entre blancos y azulgrana, Saviola aceptó el reto. Sin embargo, en el Bernabéu no llegó a cuajar. Si es cierto que el cuadro blanco estaba en una época muy regular y era difícil ganarse un puesto entre los titulares. Pero el argentino supo adoptar su papel en el equipo. Saviola se convirtió en un jugador que entraba en los segundos tiempos, un papel de revulsivo para cambiar el ritmo de los partidos.

Raúl González y Saviola durante un partido con el Real Madrid en 2007.

Tras ganar una Liga y una Supercopa de España con la camiseta blanca, el club madrileño lo traspasaría al Benfica, donde estuvo durante tres campañas más en las que volvería a conocer el éxito. Más de 30 goles y otra treintena de asistencias. Además, fue nombrado mejor jugador de la Liga portuguesa en la 09-10 y ganó una Liga y dos Copas de Portugal.

Saviola celebra un gol con el Benfica en la Europa League.

El Málaga, su último equipo español

Del país luso daría el salto de nuevo a la Liga española. En este caso el equipo en el que recalaría sería el Málaga donde compartiría vestuario con varios compatriotas: Demichelis, Willy Caballero y Diego Buonanotte. Además, su participación con el cuadro costasoleño en la Champions League le convirtieron en uno de los jugadores que ha jugado esta competición con más de cinco equipos. En 2013 se marcha a Grecia al Olympiakos, equipo con el que levantaría una liga griega. Jugó otro año en el Hellas Verona para volver al equipo que le vio crecer, a River Plate, donde colgó las botas en 2016.

Saviola, Joaquín y Eliseu celebran un gol del Málaga en Champions.

Además de conseguir el Mundial Sub-20 con la Selección Argentina, el delantero logró también un oro olímpico con la Absoluta en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Vistió la albiceleste en 39 ocasiones y dejó 11 goles.

En el último año, Saviola ha estado trabajando en labores formativas en el FC Ordino, uno de los equipos más modestos de la liga de Andorra. Ahora, tras sacarse el diploma de entrenador en España, espera la llamada de algún equipo. Quien sabe si lo volveremos a ver en algún club de nuestra Liga donde se hizo un hombre pero no terminó de recalar como aquella estrella que salió de River en 2001. 

0 Comentarios

Mostrar