Guía práctica para los españoles que viajan a Cardiff

JUVENTUS-REAL MADRID

Guía práctica para los españoles que viajan a Cardiff

Guía práctica para los españoles que viajan a Cardiff

Rebecca Naden

REUTERS

Cómo llegar, qué ver y en qué matar los ratos libres. Y para tomarse la clásica pinta refrescante... dónde mejor que en el bar de Gareth Bale.

Plantarse en Cardiff.

Si eres uno de los afortunados en aterrizar en el aeropuerto de Cardiff, para ir al centro y los alrededores del National Stadium of Wales lo mejor es coger el autobús T9 Express. En 40' llega a la estación central de Cardiff y sale cada 20' aproximadamente. Es la opción más interesante. El taxi es más rápido pero cuesta unas 90 libras (cerca de 100 euros).

Qué ver.

Una final es una final, pero no es incompatible con un poco de turismo. El Castillo de Cardiff domina todo el centro. Milenario y rodeado de un bonito parque con gárgolas y animales en la muralla, abre el paso hacia The Hayes y St Mary Street, dos calles plagadas de tiendas y pubs. Dentro del castillo, se acceso gratuito, hay un stand de bienvenida a los fans con información turística.

El Castillo de Cardiff.

Para las horas previas y calentar motores, están las fan zones. La destinada a los madridistas, en Churchill Way. El Festival de la Champions, en la Bahía, es un mini parque temático con Madrid y Juventus como protagonistas. Se puede intentar el gol de McManaman en la Octava.

Qué comer.

Si hay añoranza de lo español, aunque sólo se lleve en Gales unas horas, justo enfrente de la entrada principal del National Stadium of Wales está Curado, bar de tapas y pintxos. En la pared, hasta latas de anchoas del Cantábrico.

Allá donde fueres, como lo que vieres. Un clásico de la cocina galesa, ideal si la noche se ha hecho larga, es el Sunday Roast. Un desayuno para campeones. Es interesante el welsh rarebit, un plato con queso fundido especiado.

Si gusta lo exótico, el Turtle Bay es uno de las opciones más espectaculares de Cardiff. Un enorme bar-restaurante jamaicano especializado en comida jerk. En general, aman el picante. Potters caribeños mientras escuchas a Jimmy Cliff y otros clásicos del reggae.

Qué beber.

La cerveza galesa que se encuentra en cualquier grifo se llama Brains. Una buena (y madridista) opción es acercarse al bar de Gareth Bale. En Castle Street, justo enfrente del castillo, y se llama Elevens Bar & Grill. Dentro, además de piezas de coleccionista del 11 galés, está su propia cerveza, la Bale Ale. Espesa y suave, la pinta cuesta 3,55 libras. El vino, como en todo el Reino Unido, también está abriéndose hueco.

Qué hablar.

Si se quiere hacer la inmersión completa en la vida galesa, se pueden aprender algunas frases en galés, una lengua celta. Todos los carteles oficiales de la ciudad están escritos en los dos idiomas oficiales, inglés y galés. Si lees Caerdydd, no estás en la Tierra Media, es Cardiff en galés.

Lo más básico, 'Hola', se dice 'Helo'. Despedirse ya se complica más: 'Hwyl fawr'. Para pedir algo por favor, hay que ir a por todas... y cerrar la frase con un 'os gwelwch yn dda'. Solo es cuestión de practicar.

Cómo llegar al Estadio Nacional de Gales.

Desde el centro neurálgico del madridismo en Cardiff que será la fan zone blanca, situada en Churchill Way, la afición podrá llegar al Estadio Nacional de Gales andando. La organización ubicó la fan zone a sólo 10 minutos de camino, lo que facilitará el acceso. Sólo 1.100 metros separan al punto de encuentro de aficionados del Real Madrid con el escenario de la final. 

Para los más despistados, el punto visual de apoyo para llegar al estadio es la enorme lona (20 metros de altura) con la cara de Bale, que hay en la torre anexa del estadio.

 

Champions League

Clasificación PTS PG PE PP
1B. Dortmund 14 4 2 0
2Real Madrid 12 3 3 0
3Legia 4 1 1 4
Clasificación completa
Próximos partidos
Juventus - Real Madrid S-03/06 20:45
Calendario

Líderes

  • Messi10Goles
  • Verratti488Pases
  • Balones recuperados

*Datos actualizados a fecha 1 de junio de 2017

0 Comentarios

Normas Mostrar