André Gomes en seis posiciones: polivalencia insípida

BARCELONA

André Gomes en seis posiciones: polivalencia insípida

André Gomes en seis posiciones: polivalencia insípida

GORKA LEIZA

DIARIO AS

El portugués ha jugado ya en seis posiciones pero en ninguno ha demostrado jerarquía. Su fichaje, después de una mala primera temporada, queda en entredicho.
Sevilla - Valencia: LaLiga Santander, jornada 28

André Gomes fue el fichaje del verano en el Barça. Precedido de una fama importante y anunciado como el crack que venía, en Can Barça se desató la euforia por haberse anticipado al Madrid, supuesto pretendiente también del portugués. El precio pareció algo elevado (35 millones más 15 en variables e incluso una cláusula más por un posible Balón de Oro que hoy parece una quimera) pero su incorporación daba la sensación de ser un golpe de efecto al eterno rival, el Madrid, que el año anterior se había anticipado por Asensio del que entonces nadie pareció preocuparse…

La defensa que hace Luis Enrique de André Gomes es feroz. “Con jugadores como él se puede ir a cualquier guerra”, dijo en la sala de prensa del Estadio del Gran Canaria. Lo hizo cuando se le cuestionó por la polivalencia del ex jugador de Valencia y Benfica, que este domingo se estrenó como lateral derecho, posición que conocía de lejos y de paso de su época en el Benfica. Es cierto que André Gomes ya ha jugado en seis posiciones distintas esta temporada: de lateral derecho, mediocentro a lo Busquets, en los dos puestos de interior y en los dos de extremo. Y ya es sabido que la versatilidad es una de las características preferidas por los técnicos.

Pero la de André Gomes ha sido una polivalencia insípida. Ha completado algún rato de buen fútbol esta temporada y en el club se destaca su comportamiento profesional y compromiso. Pero es una evidencia que no ha roto a jugar y que desde la dirección deportiva el mismo Robert, su gran valedor, ha admitido que ha estado por debajo de las expectativas generadas. André Gomes ha jugado con poco ánimo y no se ha impuesto. Le ha faltado la misma personalidad que, por ejemplo, ha permitido que Umtiti haya triunfado rotundamente en su primer año como jugador del Barcelona. André Gomes no ha terminado de expresarse en el campo. Ha estado más pendiente de cumplir y hacer lo que le pedían los técnicos que de romper a jugar. Y su primer año, pase lo que pase y a pesar de la defensa encendida de Luis Enrique ("está al 30 por cierto de su potencial"), ya se cierra con suspenso y pidiendo a gritos un paso adelante la próxima temporada si el Bará mantiene el plan de no venderlo.

0 Comentarios

Normas Mostrar