Pep y Mou se quedan a cero

MANCHESTER CITY 0 - UNITED 0

Pep y Mou se quedan a cero

Pep y Mou se quedan a cero

Laurence Griffiths

Getty Images

City y United protagonizaron un aburrido encuentro. Fellaini fue expulsado por un cabezazo a Agüero. Los de Guardiola pudieron ganar, pero el árbitro anuló correctamente el gol de Gabriel Jesús.
Flamengo-Sao Paulo

El Manchester City y el Manchester United empataron a cero en un partido que fue la antítesis del Clásico de LaLiga de hace apenas una semana. No paso nada. Los porteros apenas tocaron el balón y sólo la absurda expulsión de Fellaini por un cabezazo a Agüero a falta de siete minutos añadió un poco de morbo al final de un encuentro que deja la pelea por la Champions League tal y como estaba.

El partido empezó ya desde el inicio con el guión previsto. Dominaba el City y el United esperaba agazapado a la espera de dar la sorpresa con la velocidad de Rashford y Martial al contragolpe. El conjunto de Guardiola daba mejores sensaciones sobre el papel pero, a la hora de la verdad, cometió tanto en ataque como en defensa los mismos pecados que le han condenado a llegar al mes de abril sin opción a los títulos.

Primero, Agüero mandó un balón al palo desde el área pequeña cuando tenía toda la portería libre para batir a De Gea. Después, Claudio Bravo regaló al United otra ocasión en un despeje inexplicable que ni Martial ni Mkhitaryan fueron capaces de aprovechar.

Toure volvió a intentar devolver la calma al partido desde el centro del campo mientras Agüero y Sterling probaron fortuna con sendos disparos lejanos. Pero otra vez, de la nada, el United creó una ocasión justo antes del descanso en una falta lateral tan bien lanzada por Rashford como mal defendida por los de Guardiola. Ander Herrera, sólo en el según palo, la mandó fuera y dejó el marcador al descanso con el mismo resultado con el que se había comenzado.

El City salió con más ritmo a la segunda parte pero de nuevo se encontró con una pared en el otro lado. Llegó a tres cuartos del campo con facilidad pero fue incapaz de traducir su dominio en ocasiones claras.

Mourinho era feliz con el 0-0 hasta que Fellaini amenazó con arruinar sus planes. En un minuto vio una amarilla y una roja directa por un cabezazo a Agüero para dar al City una bombona de oxigeno de cara a los minutos finales. Tampoco sirvió de nada. El arbitró anuló de manera correcta un gol a Gabriel Jesús y tras otra ocasión del Kun pitó el final de un partido que no sirvió de nada. El City mantiene la cuarta la plaza y el United sigue un punto por detrás de cara a las últimas cinco jornadas.

0 Comentarios

Normas Mostrar