Tamudo, 20 años después: "Mi vida cambió en un solo día"

ESPANYOL

Tamudo, 20 años después: "Mi vida cambió en un solo día"

Tamudo posa para AS con una imagen de su debut en el Espanyol.

GORKA LEIZA

DIARIO AS

El 23 de marzo de 1997, debutó y marcó su primer gol con el Espanyol. Lo recuerdan para AS el propio Tamudo, Paco Flores, Josep Manel Casanova y Marí, su primera víctima
Betis - Espanyol: LaLiga Santander, jornada 29

Más de un perico, y de mil, se habrá preguntado alguna vez qué hubiera sido del Espanyol sin la figura de Raúl Tamudo. Dos Copas del Rey, una final de la Copa UEFA, el ‘Tamudazo’... Seguramente, nada hubiera sido igual sin aquel 23 de marzo de 1997, del que este jueves se cumplen 20 años, en que debutó en Primera. Y con gol. El primero de la larga lista que le convertirían en máximo goleador catalán de la historia.

“Mi vida cambió en un día, ahora hace 20 años”, resuelve a AS el propio Tamudo. Su vida, y la del club perico, claro. “Me pusieron a calentar y me llamaron, porque entraba. No me lo creía. Y era todo nervios”, admite. Era el minuto 57 del Hércules-Espanyol, en el Rico Pérez, y perdían los pericos por 1-0, en el segundo partido en el banquillo de Paco Flores y en plena lucha por la permanencia. Una decisión arriesgada. ¿O no?

Pancarta en homenaje a Tamudo en su último partido con el Espanyol, en 2010.

“Yo tenía más confianza en Raúl que él mismo”, asegura el entrenador, que ya había dirigido a aquel chaval de 19 años en el filial. “Sabía que podía darnos velocidad arriba y ocasiones de gol, que era algo de lo que el equipo estaba adoleciendo”. Y vaya si funcionó.

Pero vayamos un poco más atrás en el tiempo. Al día anterior, para ser concretos. En casa de los Tamudo Montero suena el teléfono. Al otro lado del hilo, Josep Manel Casanova: “Raúl, tienes que venir a Sarrià, porque estás convocado”. “Me alteré muchísimo, pero para bien”, rememora Tamudo. “Era una alegría inmensa, para mí y sobre todo por toda mi familia”, resalta.

Tamudo, en el entrenamiento del día posterior a su debut.

“Convocar a Raúl, en el fondo, era sensato. Paco y yo siempre habíamos confiado en él, así que ¿qué podía salir mal?”, se pregunta retóricamente Casanova, quien persiguió durante un año a Tamudo, en infantiles, para que fichara por el Espanyol. “Hasta que un día fuimos a comer a Santa Coloma”, puntualiza, como si fuera hoy. “El debut salió redondo. La vida se decide en momentos y elecciones importantes, como lo fue aquella”, zanja Casanova.

“Al equipo le faltaba chispa y Raúl nos daba calidad e ilusión”, apostilla Flores. La calidad que no acabó de brotarle en un primer mano a mano ante Miguel Marí. “Creí, tras fallar aquella ocasión, que ya no volvería a jugar en Primera”, desvela, aliviado, Tamudo.

Tamudo sostiene para AS la imagen en que celebra su gol en el día de su debut.

El portero del Hércules tampoco olvida la acción. Tras recibir en el minuto 76 el 1-1, de Luis Cembranos, en el 89’ se plantaba ante él, a pase de Jordi Lardín, aquel joven con el dorsal 29. “Me quedé a media salida y me hizo una vaselina. Fui su primera víctima de muchas”, bromea Marí. “Y eso que entré accidentalmente, por la expulsión de Rufai”, puntualiza, a AS.

El homenaje a Tamudo, con su hijo, Eric, en brazos.

“Yo solo le di la salida”, reflexiona Flores. “Él debutó y definió como lo que después demostraría ser: un crack”, sentencia. “De no haber marcado aquel gol, no sé cómo me hubiera ido”, medita Tamudo. Mejor no darle vueltas y disfrutar de los 20 años, como en el tango.

"Este equipo luchará hasta el final"

20 años después, el palmarés de Raúl Tamudo es amplio: el único jugador que marcó en Sarrià, Montjuïc y Cornellà; máximo goleador en Liga en la historia del Espanyol y máximo artillero catalán de siempre. Hoy está de vuelta al club de sus amores, en la coordinación deportiva-institucional. Y forma parte de cada entrenamiento, junto a Quique Sánchez Flores y su cuerpo técnico. Es por ello que conoce perfectamente las posibilidades del equipo.


“En este vestuario hay mucha ilusión y ambición. La misma que tienen los seguidores. El equipo luchará por seguir teniendo hasta el final opciones de ir a Europa”, asegura Tamudo, quien recuerda que “el Espanyol ya está entre los diez primeros, tal como se marcó”. El ‘23’ está encantado con un proyecto que, como hace 20 años, cuenta con la juventud.

0 Comentarios

Normas Mostrar