AMÉRICA-REAL MADRID

La Volpe: "Zidane tuvo una visión y generó un Madrid nuevo"

Es su segunda etapa en el América de México, rival el jueves del Madrid en la semifinal del Mundial de Clubes (11:30 horas, La1). Fue portero y jugó en la Argentina campeona del 78...

La Volpe: "Zidane tuvo una visión y generó un Madrid nuevo"
JESUS RUBIO

¿Cuál es su apuesta futbolística?

Me baso en los grandes técnicos que pasaron por mi carrera. Tuve la suerte de jugar en la Selección cuatro años con el Flaco Menotti. Tuve a Bilardo en San Lorenzo…

¿Tiene sentido hoy la dualidad entre Menotistas y Bilardistas?

No es eso… Está cambiando en Argentina la forma de ver el fútbol, puede que incluso en el mundo, influenciado por el Barcelona. En el fútbol moderno, Guardiola dijo: “Se puede volver a jugar así”.

¿Dice volver?

Aquella Argentina de Menotti ya jugaba un 4-3-3. Lo de ahora no es una novedad. Yo felicito a Guardiola por resucitar un sistema que había caducado. Lo del Menotismo y el Bilardismo es discutible. El Bilardismo era la marca al hombre, el no regalar espacios y jugar más al contragolpe, el no tener un protagonismo en el juego. El Menotismo era defenderse con la pelota, tenerla, arriesgar, ir a atacar, regalar algunas veces los espacios… Para ponerlo en español, sería un Atlético frente a Madrid o Barcelona. El fútbol sigue dividido en eso y nadie lo va a cambiar. Todo el mundo critica a Simeone. No es vistoso, quizá, pero es contundente en los resultados. O lo era…

¿Ahora que ha empezado a jugar mejor hace aguas?

No puede jugar mejor porque cada técnico se hizo en la manera en que vio el fútbol. Simeone fue un cinco, y él piensa: “Hago esto y no me hacen gol”. Cuando yo era arquero el técnico nos decía: “4-1-4-1 y no hay gol”. ¡Y no lo había! ¿Y por qué? Porque reducíamos los espacios, nos íbamos al área, los volantes trabajaban adelantito… Todos en 15 ó 20 metros, como hace el Atlético. Y cuando te juntas en 20 metros tiene que haber mucha habilidad y genialidad del rival para que te hagan gol.

¿Qué hará ante el Madrid?

Voy a hacer eso (risas). Jugar como el Atlético. En individualidades ganan, pero por potencia, por ritmo, por juego…

¿Qué jugador encuentra clave en el Madrid?

Los volantes, Kroos y Modric, y las subidas de los laterales, que preocupan porque terminan centrando la atención y dejando a los defensas mano a mano con los de arriba, que son los mejores.

Hablaba de los volantes.

Kroos y Modric tienen mucha dinámica de juego y sirven para recuperar, pero además saben jugarla y de qué manera. Son el 50%. Hay gente que roba pero creando es cero.

¿No se parte a veces?

El Madrid, no. El Barça, sí. El Barça tiene mejor posesión, pero si rompes el primer pressing, que lo hace bien, atrás quedan con espacios. Al Madrid no le vi tanto así.

¿Esperaba que Zidane rompiera a buen técnico?

Fue un fenómeno, y habrán pasado por él muchos técnicos. Lo tiene todo. Y le ayudan los grandes jugadores. ¿Qué cambió con respecto a Benítez? Los cuatro de atrás no, los de arriba, tampoco. Pero apareció Casemiro, empezó a meter a Kroos y Modric de volantes, y se le generó este Madrid diferente, ya más un estilo al Barça. Tuvo la virtud de haber visto eso. Hizo algo, tuvo una visión y le felicito porque demuestra que está.

¿Se ha abierto una brecha entre el fútbol sudamericano y el europeo?

Argentina y Brasil siempre fueron vendedores. El problema es que en los últimos 15 años, cuando se habla de los equipos grandes, se ve que lo venden todo. En los 70 y 80, jugadores como Bochini, el Beto Alonso, los grandes, estaban en Independiente, Boca o River y no se iban. Eran clubes grandes porque mantenían a las figuras y tenían la capacidad de comprar a los mejorcitos de otros equipos ¿Por qué River o San Lorenzo se fueron a un descenso? Porque venden y venden, y se creen que hacer un equipo es como hacer pizzas. ¡Están locos! No se puede hacer un equipo incrustando de siete en siete. En el Mundial que gané en el 78 sólo uno estaba fuera: Kempes.

¿Es supersticioso?

Creo en las malas vibras…

He leído que es amante del Feng Shui.

Pero eso es energía, no tiene nada que ver. Pregúntele a los chinos o japoneses cómo ponen los edificios orientados ante la energía del universo.

¿Lo aplica al fútbol?

Nada que ver. Eso sí, busco la energía positiva. Si tengo que poner la cama mirando al norte para tener la cabeza al sur, la pongo. Es una realidad, una ciencia, lo que pasa es que la gente toma el Feng Shui como si fuera brujería, y se equivocan. Lo único que hago antes de entrar al campo es rezar…