GRANADA

La cláusula del miedo no afecta a Memo Ochoa

El portero mejicano regresa con nostalgia y mucha ilusión a La Rosaleda. Krhin regresó a los entrenamientos tras superar las molestias en su rodilla derecha.

Ochoa
Pepe Villoslada DIARIO AS

Málaga - Granada en directo

Ochoa regresará a La Rosaleda este viernes. Regresa el jugador y el hombre; el jugador en parte frustrado por no haber podido brillar con aquella camiseta y el hombre que fue feliz en Málaga. Y es que Ochoa no olvida que allí nació uno de sus hijos y durante estos meses fuera ha vuelto siempre que ha podido. Málaga le tira y él lo reconoce sin tapujos. Memo Ochoa podrá jugar el viernes a pesar de que sigue perteneciendo al Málaga al no constar en el contrato de cesión al Granada la conocida cláusula del miedo, cada vez más habitual en el fútbol y que por ejemplo impidió a Vezo actuar en Mestalla hace varias semanas. Ambos clubes así lo pactaron y el mejicano podrá disputar los dos enfrentamientos.

Pero no es el caso. Ochoa jugará y tratará de demostrar ante los malaguistas que está en un buen momento, seguramente en el mejor desde que llegó a España. Cuando arribó en Málaga en agosto de 2014 con la vitola de gran portero tras un excelente Mundial seguramente que no podía imaginar que Kameni le dejaría en el banquillo casi dos años. Tan solo en los últimos once encuentros de la pasada campaña se pudo sacar la espina cuajando buenas actuaciones y sintiendo el hormigueo y la tensión de la titularidad. En total fueron 954 minutos en 11 partidos, diez como titular, suficiente para traerse a Granada el olor a hierba y el calor de La Rosaleda. En el Granada ya acumula quince partidos de Liga y la regularidad que anheló y nunca tuvo al otro lado de Las Pedrizas.

El encuentro de este viernes también unirá a dos buenos amigos formados en el Barcelona. Sandro y Samper volverán a verse las caras sobre el terreno de juego, pero esta vez uno frente a otro. Son amigos y se puede palpar la buena sintonía entre ellos con sólo echar un vistazo al mensaje del granadinista. “Sandrito cómo estás, tío; te estoy siguiendo y veo que estás muy fuerte. Me alegro mucho porque yo sabía de tu potencial y estás a un nivel muy alto. Tengo muchas ganas de verte y enfrentarme a ti en un partido que será muy especial después de tantos años juntos”, dijo Samper a su amigo Sandro. Y acabó añadiendo que “nosotros necesitamos la victoria y vamos a por ella”.

Krhin se recupera y tiene un reto por delante

Por fin pudo regresar Rene Krhin a los entrenamientos, integrarse con normalidad en la sesión junto a sus compañeros. Durante las últimas semanas ha venido sufriendo unas molestias en la rodilla derecha que le han perseguido y mermado hasta dejarle fuera de las anteriores convocatorias de forma permanente. En realidad, desde sus últimos encuentros internacionales con Eslovenia no se ha sentido bien del todo, no ha levantado cabeza y su rol actual es de poco peso.

Ahora el reto de Krhin es hacerse sitio en el equipo y tratar de convencer a Alcaraz con argumentos y con trabajo. Sorprende a la afición que no tenga continuidad ahora ni tampoco la tuviera en la segunda mitad de la campaña pasada, cuando también acabó relegado a un segundo plano. Con tanta calidad, exuberante físico y gran presencia, da la impresión de ser mucho más de lo que por ahora ha demostrado. El año pasado fue titular en 16 partidos y suplente en 12, y esta campaña solo ha salido desde el principio en cuatro ocasiones, un bagaje muy por debajo de un centrocampista de su jerarquía. Por ahora tiene por delante a Uche, Toral y Samper, y hasta Carcela y Pereira se le han colado en el eje alguna vez. Está claro que deberá subir el nivel si quiere contar para Alcaraz.