LA INTRAHISTORIA

La Academia del Sporting ha criado dos Balones de Oro

La única escuela de fútbol que tiene ese honor, con Figo y Cristiano. Virgilio Lopes: “Buscamos dar toda la libertad a la creatividad del jugador”

Virgilio Lopes, responsable de la Academia de futbol del Sporting.
Joao Henriques / Diario AS

Sporting-Real Madrid en directo

La puerta de entrada lo dice todo. En una hoja, un chaval con una camiseta tres tallas más grande que él que, por cierto, se parece mucho a Cristiano; en la otra hoja, otro chaval, también con una XXL y con un aire a Luis Figo. Estamos, señoras y señores, en la Academia del Sporting de Portugal, el único club con una escuela de fútbol que ha educado a dos Balones de Oro... Es mediodía, los campos están vacíos, pero en el edificio hay chavales y adultos en el comedor, en las salas de juego o en el salón del televisor. Virgilio Lopes, el director de la Academia, tiene a la espera a un padre que quiere hablar de su hijo. “En la Academia viven permanentemente 60 chavales entre 13 y 16 años; una vez al mes van a ver a la familia a sus casas y cada fin de semana los familiares vienen aquí. Es bueno no aislarles”.

La Academia está lejos de Lisboa. Para los niños entre 6 y 12 años, el Sporting tiene campos cerca de su estadio. En total controla 600 jugadores, que han sido detectados por 250 ojeadores del club. La Academia del Sporting es la más antigua de Portugal y, sin duda, la de mayor éxito. Diez de los futbolistas que ganaron la Eurocopa a Francia han pasado por ella. “El undécimo, Pepe, también lo tuvimos a prueba”, recuerda Lopes. “Pero su club nos pedía muchísimo dinero; luego lo vendió al Oporto por la mitad”. Los números avalan la excelencia de esta escuela de futbolistas. Según un estudio internacional entre 31 ligas europeas, la academia sportinguista es la cuarta con mayores rendimientos (alumnos que saltan a la Primera División), sólo por detrás de las escuelas del Ajax, Partizán y Dinamo Zagreb. El director del centro tiene una palabra para definir lo que andan buscando: creatividad. “Buscamos la creatividad del chaval y le damos libertad. Nosotros podemos enseñar el resto, pero el talento no se enseña, se llega con él”.

Psicólogos, educadores, médicos, masajistas, aparte de los entrenadores, hasta un centenar de personas trabajan en la Academia, que tiene un presupuesto anual de seis millones de euros. La última venta, la de João Mario (45 millones), ya cubre muchos años de funcionamiento...