CELTA

El Celta niega que Mallo llamase "sinvergüenza" al árbitro

El club gallego anunció que va a recurrir la tarjeta roja del capitán y la de Sergio Álvarez. Considera el acta de Munuera Montero "no se ajusta a la verdad".

0
El Celta niega que Mallo llamase "sinvergüenza" al árbitro
amaia zabalo DIARIO AS

Celta-Standard en directo

El Celta de Vigo anunció que recurrirá ante el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) las tarjetas rojas que el capitán Hugo Mallo y el portero Sergio Álvarez vieron en el partido de este sábado contra el Eibar, y que les impedirán, en principio, jugar el próximo partido de Liga contra el Granada en Balaídos.

Según reflejo el árbitro Munuera Montero en el acta, el portero fue expulsado en el minuto 88 por protestar "de forma ostensible y con los brazos en alto, pateando una nevera que había junto al banquillo en repetidas ocasiones" una de sus decisiones.

En su escrito, el colegiado andaluz también explica que le mostró la tarjeta roja a Hugo Mallo por decirle "eres un sinvergüenza" cuando ya había finalizado el encuentro, que acabó con victoria del Eibar. Además, según la versión de Munuera Montero, el defensa entró posteriormente en el vestuario arbitral para pedirle "disculpas".

El Celta, no obstante, niega esa situación y avanza que presentará recurso ante Competición porque el criterio arbitral "no se ajusta a la verdad".

"El RC Celta considera lamentable e injustificable, más allá de lo sancionado en el transcurso del partido, ya que nadie está exento de cometer errores, que en el acta no se refleje lo realmente sucedido. Hugo Mallo no llamó en ningún momento "sinvergüenza" al colegiado y mucho menos le pidió disculpas por ese hecho, tal como refleja el acta redactada por el árbitro", denuncia el club gallego.

En este sentido, la entidad celeste apunta que "dentro de los valores que propugna este club están el respeto y el buen comportamiento e igual que se lo exigimos a nuestros jugadores también debemos hacerlo con aquellos que integran este deporte. Hoy la actitud del árbitro principal no ha estado acorde con lo que el fútbol español exige".