Competición
  • Clasificación Eurocopa
  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Milan

21' Kucka

31' Mattia De Sciglio

41' Suso

57' Suso

70' Sale Bacca entra Matías Fernández

78' Sale M'Baye Niang entra Gianluca Lapadula

87' Sale Bonaventura entra Pasalic

Inter

18' Kondogbia

36' Sale Medel entra Murillo

48' Ansaldi

52' Candreva

64' Sale Ansaldi entra Nagatomo

74' Sale Brozovic entra Jovetić

77' Jovetić

91' Perisic

93' Perisic

MILÁN 2- INTER 2

Perisic da un punto al Inter en el 92' tras dos golazos de Suso

Un gol de clase de Suso abrió el derbi al borde del descanso. Igualó Candreva con un precioso zapatazo y Suso adelantó al Milan de nuevo. Perisic empató en el descuento.

Milan-Inter: golazos de Suso
ALESSANDRO GAROFALO REUTERS

Otro español escribió su nombre en la historia de los derbis de Milán tras Luis Suárez. Se trata de Suso: el gaditano fue el segundo ibérico que logró marcar goles en el “derbi della Madonnina” y su doblete fue decisivo en el espectacular 2-2 que disfrutaron los 78mil hinchas de San Siro.

Era el primer derbi de Pioli en el banquillo nerazzurro y el último de Berlusconi como presidente rossonero: la Curva Sud le dedicó un mosaico al histórico mandatario, que sin embargo, antes del choque, dejó caer la posibilidad de seguir en la entidad a pesar del inminente 'closing' de la venta del club al grupo de inversores chinos.

Hubo mucha polémica por las camisetas de los conjuntos: el azul demasiado oscuro del Inter y el dorsal totalmente negro del Milán hicieron que, básicamente, los jugadores sólo fueran reconocibles por sus pantalones. Un detalle que no impidió ver una primera parte emocionante. Los de Pioli (que decidió renunciar a Banega, saliendo de inicio con Brozovic, Joao Mario y Kondogbia en la medular de su 4-3-3) controlaron el balón y tiraron buenas oportunidades con Perisic e Icardi, mientras sus rivales lograban crear peligro con el contragolpe.

Suso brilló con el Milan

En uno de esos, antes del descanso, Suso recibió el balón desde Bonaventura y con una preciosa rosca zurda batió a Handanovic desde el límite del área. El 1-0 encendió el partido en la reanudación: Candreva puso las tablas en el 54' con un derechazo desde 25 metros, pero los nerazzurri ni tuvieron tiempo para celebrarlo. Cuatro minutos después, tras un pase de Bacca, otra vez Suso se deshizo de Miranda en plena área y con un chut raso firmó su histórico doblete.

Los nerazzurri tuvieron tiempo e ideas para volver a empatar, pero faltó puntería: Icardi volvió a desperdiciar ocasiones y el marcador no se movía. Cuando los de Montella ya celebraban su triunfo, no obstante, llegó la sorpresa: en el 92, tras un córner y un testarazo de Murillo, Perisic empujó entre palos a un paso de la línea de gol, consiguiendo un empate de oro. Con este resultado, el Milán alcanza al Roma en el segundo puesto (con siete puntos menos de la Juve) mientras que el Inter marcha novena y sigue muy lejos de los primeros puestos, aunque ahora contará con el nuevo proyecto de Pioli y, sobre todo, con la ilusión de un derbi salvado por los pelos.

Suso prometió: "Si marco un doblete vuelvo a casa andando". ¿Y ahora?

Suso cumplió con su profecia. El ex del Liverpool, que es el segundo español en marcar goles en un derbi de Milán tras Luis Suárez, hace tres días hizo una promesa especial a la hinchada rossonera: “Si marco dos goles vuelvo a casa andando, y vivo en Milanello – dijo durante una entrevista a Il Giornale – aunque para mi solo importa ganar”.

El gaditano marcó justo un doblete en el 2-2 de esta noche (Candreva y Perisic, en el 92', firmaron los goles del Inter) logrando por fin dianas en su estadio, puesto que hasta ahora solo lo había hecho de visitante (ante Nápoles y Palermo). Con cuatro goles y cuatro asistencias en este curso, el español se está convirtiendo en uno de los pilares del grupo de Montella, y tras la actuación de esta noche todos los tifosi se preguntan si cumplirá con su promesa. Eso sí, al técnico no le haría mucha gracia: caminar los más de 40 km que separan el Meazza de Milanello, tras un partido, no debe ser muy sano...