ITALIA

Di Canio niega que sea fascista

El exjugador, ahora entrenador, desmiente en una carta a la comunidad judía de Italia que lo sea pese a sus polémicas celebraciones en algunos goles o a uno de sus tatuajes.

Di Canio niega que sea fascista
REUTERS

Di Canio vuelve a estar bajo el foco y, nuevamente, no es por motivos deportivos. Vuelven a salir a la luz su ideología fascista, la misma que le costó el puesto en Sky Sports o que le llevó a celebrar algunos de sus goles con el brazo en alto. El exjugador, ahora entrenador, ha negado su identificación con esta ideología, algo que ya hizo en 2013.

El italiano ha escrito una carta a la Unión de Comunidades Judías Italianas (UCEI) con el siguiente mensaje: "Siento volver sobre un tema que pensaba que había dejado claro en el pasado: no quiero tener nada que ver con las ideas antisemitas, racistas, discriminatorias y/o violentas. Las leyes raciales de Mussolini supusieron una terrible vergüenza para la historia de nuestro país, una infamia que causó una enorme tragedia para miles de judíos en Italia. Esta es mi posición y estoy convencido con determinación de ello. Hace algunos años, bajé la cabeza ante el dolor de algunos supervivientes de Auschwitz que conocí en un encuentro en Roma. Siendo un personaje público, creo que debo dar cuenta de este sentir mío para aumentar el conocimiento de nuestros jóvenes respecto a los sentimientos de solidaridad y respeto, para unir y no para dividir, contra cualquier forma de odio, antisemitismo y racismo". Así ha querido Di Canio "cerrar una página reciente de dolor y amargura, incluso para mí".

En su respuesta, Noemi Di Segni, presidenta de UCEI, aconseja que todos, especialmente los personajes públicos, sean más cuidadosos: "Los tiempos en que vivimos requieren de una gran atención a las palabras que usamos, los gestos que hacemos y los símbolos que acompañan nuestra vida privada y pública".