LALIGA Y AFE

Pagar la cláusula de rescisión saldrá ahora mucho más barato

Hacienda establece que ya no se pague el 48% de IRPF. El pago de cláusula será la venta con menos carga fiscal, ya que tampoco se pagaba el IVA.

Pagar la cláusula de rescisión saldrá ahora mucho más barato
POOL Reuters

Hacienda ha cambiado las reglas del juego y a partir de ahora saldrá mucho más barato pagar la cláusula de rescisión de un jugador. Esta medida revolucionará las próximas ventanas de contrataciones, pues desaparecen las tributaciones por IRPF (Impuesto de la renta de las personas físicas) que los clubes compradores tenían que pagar al depositar las cláusulas de rescisión de los jugadores.

Una resolución vinculante de la Dirección General de Tributos (DGT) establece que, a partir de ahora, en el pago de las cláusulas de rescisión no haya que realizar el tributo correspondiente al IRPF. Antes se consideraba que el dinero que el jugador recibía de parte del club comprador para romper su contrato era un rendimiento del trabajo sujeto al IRPF, un 48%, lo que suponía un sobrecoste importante para los equipos que deseaban comprar por medio del pago de la cláusula.

Con esta novedad, la opción del pago de la cláusula de rescisión es ahora la operación que menos carga impositiva tiene para los clubes, pues hay que recordar que ya estaban exentas del IVA (al contrario que en los traspasos), ya que el pago por parte del futbolista para romper su relación laboral se considera una indemnización.

Pongamos un ejemplo práctico. Si un futbolista tenía una cláusula de rescisión de 100 millones, el club que adquiriese a ese jugador mediante pago de cláusula debía pagar 100 millones más 48 millones de IRPF, un total de 148 millones. Ahora, el pago de las cláusulas se limitará a desembolsar esos 100 millones, sin más, nada de IRPF ni de IVA.

Para los trapasos comunes acordados entre clubes, se seguirá pagando la cantidad acordada más el 21% de IVA. Es decir, por un trapaso de 100 millones se acaban desembolsando 121.

Aquellos tipos impositivos tan altos (48%) provocaron casos retorcidos, como el fichaje de Thiago por el Bayern Múnich. Thiago tenía una cláusula de rescisión de 18 millones de euros, pero el club alemán optó por pagarle al Barça 20 (dos más que la cláusula) ya que un traspaso estaba sujeto al 21% de IVA y no al 48% de IRPF si era pago de cláusula. El Atlético, por ejemplo, pagó 30 millones a la Real Sociedad por Griezmann, que era la misma cantidad que figuraba en su cláusula. Al ser traspaso, el Atlético pagó el IVA y no el IRPF. El Real Madrid hizo lo mismo con Figo y Sergio Ramos.

Con esta nueva norma será más rentable pagar la cláusula que no un traspaso en cantidades levemente inferiores. A partir de ahora, si un futbolista que tenga una clásula de 100 millones, sale más barato pagar la cláusula que no un trapaso levemente inferior, supongamos 90 millones, pues a esos 90 se añadirían los 18,9 de IVA. Total: 108,9.

Devolver dinero. Esta nueva medida puede encontrarse la reclamación de los futbolistas que en los últimos años han desembolsado el dinero de sus cláusulas de rescisión, pues podrían reclamárselas a Hacienda.