CHAMPIONS

Las absurdas exigencias de la UEFA a los clubes Champions

En su debut en casa en la máxima competición continental, el Leicester se ha topado con las estrictas normas impuestas por el marketing.

Las absurdas exigencias de la UEFA a los clubes Champions
PAUL ELLIS AFP

¡Bienvenidos a la Champions League! Este bien podría haber sido el mensaje de la UEFA a los seguidores que acudieron al King Power Stadium para ver el primer partido del Leicester como local en la vieja Copa de Europa. Sin embargo, lo que se encontraron fue un ambiente muy distinto al de un partido de la Premier League.

El Leicester conoció ayer de primera mano las estrictas normas que la UEFA impone para proteger la imagen de marca de la Champions League, como recuerda The Sun.

Quien primero sufrió el férreo marcaje de la UEFA fue Filbert Fox, la simpática mascota del campeón de la Premier. Presente habitualmente en los partidos del Leicester en las competiciones domésticas, en la Champions sólo tiene permitido posar para la foto oficial con el equipo, previa petición y siempre y cuando su tamaño no supere demasiado al de una persona.

Una vez tomada la instantánea, nada de celebrar los goles con los futbolistas. Si las mascotas no pueden tener protagonismo en los partidos, los clubes si que recurren a ella para animar las previas. Sin ir más lejos, Atlético y Bayern hicieron confraternizar a sus mascotas (Indi y Berni) antes del partido de ida de semifinales la pasada temporada.

Berni e Indi, mascotas de Bayern y Atlético, sobre el césped del Vicente Calderón antes del partido de ida de semifinales de la Champions 2015-2016.

El corte de césped y la música, bajo vigilancia

En la Champions League todo está medido con precisión. Incluso existe un protocolo para el corte del césped, que debe en televisión debe lucir perpendicular a la línea de banda. La música de celebración de los goles, habitual en muchos estadios, está restringida a 15 segundos y también requiere de la aprobación de la UEFA.

Cualquier aspecto está tasado y pautado con precisión. Hasta un total de 117 cuestiones son evaluadas por la UEFA antes del comienzo de la competición.

LaLiga sigue el ejemplo

La 'estética Champions' también ha servido de inspiración a LaLiga en la elaboración de su Reglamento para la Retransmisión Televisiva, de obligado cumplimiento para los clubes de LaLiga Santander desde esta temporada.

LaLiga evalúa, tanto al equipo local como al visitante, más de un centenar de aspectos en cada partido, como el corte de césped, que al igual que en Champions debe ser perpendicular a la línea de banda. Entre otras cuestiones, LaLiga ha impuesto normas para la disposición de la publicidad a los equipos, un guión con una cuenta atrás que comienza cuatro horas antes del partido y cada club está obligado a poner a disposición de LaLiga objetos de merchandising por valor de 100.000 euros a precio de coste para distribuirlo "entre los operadores audiovisuales a fin de decorar sus estudios de televisión y realizar promociones entre su audiencia".