EL PERFIL

Thomas Tuchel: el clon de Pep Guardiola reta al Real Madrid

Ambos se reunían en una cafetería de Múnich. Lo controla todo: las horas y la calidad del sueño, la dieta de sus jugadores y sus movimientos.
Real Madrid-Deportivo: LaLiga

Thomas Tuchel: el clon de Pep Guardiola reta al Real Madrid
Reuters

Es evidente. Traje entallado, camisa blanca, corbata delgada. Thomas Tuchel, entrenador del Borussia, se ha convertido en un clon de Pep Guardiola. Y no es casualidad. Después de varios años estudiando los métodos de su ídolo y de mantener numerosas charlas con él, el nuevo gurú de la Bundesliga también se viste como Pep.

No hay mucha gente que pueda presumir de haber sido testigo de una clase de fútbol con Pep y Thomas, pero un selecto círculo muniqués sí lo fue. El Bar Schumanns, situado en pleno corazón de Múnich cerca de la famosa Promenadeplatz, es un establecimiento de renombre en la capital bávara. Buen café, mesas chicas y sobre cada una de ellas un salero que Guardiola y Tuchel usaban como futbolistas para exponerse sus ideas. Se admiran.

Pasionales, metódicos, perfeccionistas, detallistas e innovadores. Igual que Pep, Tuchel es un adicto a su trabajo y se exprime a fondo intentando mejorar a cada jugador. Fue camarero durante su etapa de estudiante, se licenció en Economía, estudió Estadística, se matriculó en Filología Inglesa y en Educación Física, ama la meditación y no dudó en llevar su metodología académica al vestuario del Borussia e, incluso, a los domicilios de sus jugadores. Lo controla todo. Las horas y la calidad del sueño, la dieta de sus jugadores y cada uno de sus movimientos durante los entrenos gracias a las cámaras de 360 grados que instaló nada más enterarse que Pep las usaba en Múnich.

E igual que su ídolo, Tuchel también tira de creatividad para transmitirle sus ideas a los jugadores. Durante la pretemporada en Suiza, el entrenador formado en las categorías inferiores del Mainz (finalizó con la mejor nota de su promoción) diseñó el campo de entrenamiento en forma de diamante, cortando los córners, para inculcarle a su plantilla la jugada en diagonal desde la banda hacia la portería. Sesiones con pelotas de tenis, con equipos de baloncesto y con sus jugadores portando un objeto en la mano para que se acostumbren “a no agarrar al rival” están a la orden del día. “He pasado años estudiando los vídeos de sus sesiones en Barcelona. Pude aprender todo lo que importa en este juego“, dijo sobre Pep, con quien mantiene contacto a través de mensajes. Esta vez con emoticonos reemplazando a los saleros...