ATLÉTICO DE MADRID

Oblak: 2 de 2 penaltis parados en Champions; 1 de 18 en tandas

El esloveno detuvo el penalti de Guardado y el año pasado el de Müller en semifinales, pero en las tres tandas de Champions sólo paró uno.

Jan Oblak se ha convertido en el muro del Atlético de Madrid, un guardameta joven, seguro y que ha logrado unos números fantásticos desde que logró tener continuidad en el equipo rojiblanco. Ya se ha instaurado como uno de los mejores porteros del mundo, aunque la tanda de penaltis en la final de la Champions quedó marcada como un borrón en su carrera, después de no conseguir detener ninguno y prácticamente no lanzarse a ningún disparo. 

El guardameta esloveno volvió a enfrentarse a los 11 metros durante la noche de ayer, cuando el colegiado señaló como penalti un piscinazo de Narsingh al borde del descanso. El esloveno adivinó la dirección del potente disparo de Guardado y mantuvo al Atlético con ventaja que finalmente fue definitiva. Era el segundo penalti al que Oblak se enfrentaba durante un partido de Champions y fue el segundo que detuvo. La temporada pasada Xabi Alonso había adelantado al Bayern en el Allianz Arena y el colegiado señaló penalti de Giménez por agarrón. El encargado de lanzar la pena máxima fue Müller, que en el minuto 30 podía haber dado la vuelta a la eliminatoria en la que el Atlético partía con ventaja tras el 1-0 de la ida. Pero apareció la figura de Oblak, que, en esta ocasión a su derecha, se lanzó y evitó el tanto. Eran las semifinales de la competición y el Atlético acabó avanzando hasta la final.  

Jan Oblak detuvo el penalti de Müller.

Muy diferente son las cosas en las tandas de penaltis, donde en Champions ya se ha enfrentado a tres con el Atlético. La última y más dolorosa se produjo en la final de la competición, donde el Real Madrid levantó el título después de que Lucas Vázquez, Marcelo, Bale, Ramos y Cristiano anotasen sus lanzamientos. Las otras dos, ante Bayer Leverkusen y PSV, se saldaron con victoria atlética, aunque Oblak sólo paró el primer lanzamiento de los 13. Fue el disparo de Çalhanoglu, que lanzó al centro el primer penalti del Leverkusen. Rolfes y Gonzalo Castro marcaron y Toprak y Kiessling lanzaron fuera. La tanda finalizó 3-2 favorable al Atlético. Contra el PSV el resultado final fue de 8-7 en los penaltis y hubo que esperar a que Narsingh lanzase al larguero. Van Ginkel, Guardado, Propper, Bruma, Héctor Moreno, Lestienne y Arias habían marcado. 

Detuvo en primera instancia a Messi

En su primera temporada y después de un mal debut contra Olympiacos, Oblak era el guardameta que jugaba la Copa del Rey. El Atlético había eliminado al Real Madrid en octavos y se medía al Barcelona en cuartos. En el partido de ida el colegiado señaló penalti en el minuto 85 y Messi fue el encargado de lanzarlo. Oblak detuvo el lanzamiento del argentino, aunque el rechace le cayó al propio lanzador y Messi anotó el único tanto del partido. 

Oblak detuvo el penalti de Messi en primera instancia.

En Liga no se ha visto en muchas ocasiones en esta circunstancia, salvo en el duelo contra el Valencia donde Paco Alcácer consiguió engañar al guardameta y acercó al conjunto che en el marcador, aunque la victoria final fue para el Atlético por 2-1. 

Con el Benfica tampoco ha brillado en las tandas de penaltis, donde la más dolorosa fue en la final de la Europa League contra el Sevilla en la que Oblak no pudo detener ningún penalti y Beto lo hizo en dos ocasiones, con lo que el título fue para el equipo español. Curiosamente, en aquella ocasión el penalti definitivo lo anotó Gameiro, ahora compañero del esloveno.