YOUTH LEAGUE | PSV 0-ATLÉTICO 0

El Atlético arranca la Youth League con juego y sin gol

El equipo de Manolo Cano mandó en el primer tiempo y sufrió en el segundo. Toni Moya y Yael, los mejores de un Atleti sin tino ante el PSV.

El Atlético arranca la Youth League con juego y sin gol

Bajo un sol de justicia y 33 grados extraños para un mes de septiembre en tierras holandesas, PSV y Atlético igualaron 0-0 en el debut de ambos en la Youth League en el Sportcomplex De Herdgang de Eindhoven. El equipo de Manolo Cano, superior en lo técnico, mandó sobradamente en el primer tiempo y gozó de algunas buenas ocasiones. Tras el descanso, el cansancio y el calor hicieron mella en el Atleti y alzaron a un PSV superior físicamente. Los dos pudieron ganar, los dos pudieron perder… Un punto y a casa. Un inicio con elementos a pulir, pero que permitió ver detalles esperanzadores para los seguidores de la Academia rojiblanca.

El primer tiempo fue, en abrumadora mayoría, del Atlético. Dejaron los mejores detalles Salomón Obama, con su vertiginosa carrera como extremo izquierdo, el lateral Manny, serio atrás y con enorme proyección atacante, y Yael, que desde la mediapunta dispuso de las mejores ocasiones antes del descanso: primero con un disparo lejano y con bote venenoso y luego con una volea en el área pequeña que mandó al larguero justo antes del pitido final.

Por encima de detalles y fogonazos estuvo Toni Moya mientras el físico le dio de sí. Fue el más completo y constante de los chicos de Manolo Cano: importante en la presión con los hombres de arriba y como principal vía de circulación en el medio, bien apoyado por Carro. El medio del Atlético campeón de Copa del pasado año va un paso por delante e incluso se asomó al área.

Había expectación por ver a Schiappacasse, fichaje estrella del Atlético B con vistas a un futuro en el primer equipo. Su arranque fue decepcionante, si bien con los minutos se entonó. Un error clamoroso de Teze (no fue el único que protagonizó) le dejó sólo ante Van de Meulenhof, pero el uruguayo quiso rizar el rizo: su intento de vaselina para la galería se quedó en el lateral de la red. Lo compensó bien luego con un cabezazo de nueve que se marchó por poco y con movimientos interesantes en los primeros compases del segundo tiempo, hasta que fue sustituido por Alberto.

La jerarquía en el juego colchonero pareció esfumarse tras el descanso y ahí creció el PSV, con un interesante Daneels (que sustituyó al lesionado Verreth, también peligroso) por la banda izquierda. Hizo sufrir a Tachi y a Ferni, dos de los integrantes del primer equipo que jugaron de inicio. En el segundo reposaban buenas esperanzas dada su mayor categoría, pero dejó muy poco. Juan Moreno, otro de sus compañeros del B, hizo más en apenas unos minutos tras sustituirle. Un disparo desde la frontal tras eléctrico eslalon fue una de las dos claras de que dispuso el Atleti en el segundo tiempo. La otra fue un cabezazo de Obama, solo en el segundo palo, que inexplicablemente mandó al lateral de la red. Salomón, gran reclamo de la Academia durante años, fue de más a menos y pecó muchas veces de individualista.

Con todo, y pese a haber acreditado el Atlético más argumentos para llevarse los puntos, el triunfo bien pudo ser para los locales. Sadilek, recién ingresado al campo, estrelló el balón en el poste en el minuto 88. Bajo la sombra del eterno juvenil de Óscar Fernández que el curso pasado ganó Liga y Copa, el de Cano arrancó en Europa con signos positivos, pero también con la consciencia de que necesita más para atacar el título en su cuarta edición.