CELTIC - RANGERS

Hoy regresa ‘The Old Firm’ a Escocia tras cuatro años

Celtic y Rangers se verán hoy por primera vez las caras en la máxima división escocesa por primera vez desde la quiebra de los segundos en 2012.

Hoy regresa ‘The Old Firm’ a Escocia tras cuatro años
Reuters

The Old Firm está de vuelta. Celtic y Rangers se verán hoy por primera vez las caras en la máxima división del fútbol escocés por primera vez desde la quiebra de los segundos en 2012.

Los gers atravesaron entonces el túnel de la muerte a velocidad de vértigo hasta caer hasta la Cuarta División. El equipo más laureado del mundo (54 títulos), fundado en 1872, quebró, fue liquidado, se refundó con el nuevo nombre de The Rangers FC y tuvo que empezar de cero con un nuevo dueño (Charles Green) y nuevos jugadores. Sólo le quedó la afición. Con ellos, el lado protestante de la ciudad de Glasgow logró volver a ver la luz y regresar casi en tiempo récord hasta la Primera División (dos ascensos consecutivos hasta Segunda y promoción a la Primera División la pasada temporada después de caer en los playoffs el curso anterior).

Así, hoy, apenas cuatro años después, sólo media hora antes del gran derbi de Manchester que tiene parado al Reino Unido (ambos encuentros se disputan a medio día para evitar que los aficionados lleguen demasiado borrachos al estadio), Celtic Park acogerá The Old Firm número 402 de la historia (159 victorias del Rangers, 145 del Celtic y 97 empates). Desde 2012 los católicos y protestantes se han enfrentado en dos ocasiones en la Copa (una victoria para cada equipo) pero esta vez será la primera en la que esté en juego volver a ser el rey de Escocia.

El Celtic es el gran favorito. Ha ganado sus tres primeros partidos del campeonato, es líder en solitario pese a llevar un encuentro menos disputado, juega como local y ha gobernado con puño de hierro el campeonato doméstico durante las cinco últimas temporadas. No obstante, Brendan Rodgers, que cogió el equipo este verano tras su paso gris por el Liverpool, podría tener que hacer alguna rotación pensando en la visita del martes al Barcelona en Champions.

El Rangers, por su parte, promete dar mucha guerra. Es segundo, llega imbatido tras cuatro partidos (dos victorias y dos empates) y tiene en un Kenny Miller de 36 años al mismo goleador que le catapultó hasta su último título en la temporada 2010-2011.