REAL VALLADOLID

Alex López e Igor, felices, pero resaltan el margen de mejora

Tras el partido ante el Girona (2-1), los jugadores pucelanos no quieren lanzar las campanas al vuelo ya que la temporada está empezando.

Valladolid
0
Alex López e Igor, felices, pero resaltan el margen de mejora
FELIPE FERNANDEZ DIARIO AS

Tras el partido de ayer, en el que el Real Valladolid (2-1 ante el Girona) se mantiene imbatido, las caras de alegría eran la tónica predominante en la sala mixta. De esta manera, el chileno Igor Lichnovsky, protagonista del primer tanto afirmaba: "Ahora tenemos que tener tranquilidad. Nunca debemos bajar la guardia, un gol no debe impedir que sigas defendiendo igual. Creo que hemos mejorado un poco en ataque, pero es verdad que no sé que nos falta para terminar bien. En los partidos anteriores, en el minuto 30 de la segunda parte, ya estábamos sufriendo. En esta ocasión han sido los últimos 10 minutos. Con Ángel entrenamos mucho el balón parado y en el gol, cuando he recibido me he sentido bastante solo, la pegué, miré al juez de línea y a celebrarlo". Los buenos resultados en estos primeros partidos no van a hacer que el equipo se lo crea, más bien al contrario como explicaba el central: "Creo que lo mejor que tiene el equipo es que aún no sabemos el techo al que podemos llegar. Debemos tener claro que tenemos mucho margen de mejora. Si a esto le sumamos los siete puntos es para estar contentos”. 

Otro de los que estaba contento era Alex López, uno de los líderes del equipo pucelano, que señalaba: "Esto demuestra que la categoría es muy difícil y que cualquier detalle decide los partidos. Encajamos un gol de una acción aislada, pero creo que el equipo está mejorando y en el buen camino. Es importante que la gente se ilusione con el equipo porque si queremos estar arriba, Zorrilla tiene que ser un fortín, necesitamos que el resto de gente que forma este Pucela esté junta. Abajo se nota mucho su aliento y hoy (por ayer) hemos pasado por momentos complicados". Sobre su cambio de posición, hacia una zona más adelantada, el gallego afirmaba: "Me he sentido cómodo, hemos variado un poco la situación de los centrocampistas y he podido estar un poco más cerca del área. El equipo va a mejor, aunque todavía no encontramos ese último pase. De cualquier forma, hemos hecho más ocasiones que en los dos partidos anteriores”.