Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

Caicedo evita en su retorno la primera derrota a balón parado

SOUTHAMPTON 1 - ESPANYOL 1

Caicedo evita en su retorno la primera derrota a balón parado

Caicedo evita en su retorno la primera derrota a balón parado

Tony O'Brien

REUTERS

El delantero igualó de penalti el gol de Oriol Romeu en la primera parte tras otro error defensivo. La estrategia sigue siendo un quebradero de cabeza. Pau, bien.

Southampton (Inglaterra)

Físicamente este Espanyol ya carbura, pero le siguen matando las faltas de atención en las acciones a balón parado. El conjunto blanquiazul aguantó de tú a tú a un Southampton que arranca la Liga en diez días pero demostró que hay que incidir más en la estrategia y en la salida de balón. En defensa todo balón colgado rival sigue siendo un suplicio y los ‘Saints’ descosieron, en la primera mitad, a la contra a un equipo hecho para defender con balón. El gol del experico Oriol Romeu hizo remar a contracorriente a un Espanyol que mejoró en la segunda mitad. Y fue ahí cuando Caicedo empató un partido con gusto amargo porque los errores del pasado siguen atormentando.

El Espanyol arrancó el partido con un 4-4-2 y con Jurado tirado a banda izquierda. Apenas entró en contacto con el balón y se le echó de menos. Sí lo intentaron Reyes y Baptistao, pero trenzar una jugada se hizo difícil en los inicios. De ahí que la primera ocasión de peligro fuera del Southampton y Pau se lució ante Redmond. Esa acción despertó al Espanyol y tras una magnífica presión de Reyes, el balón le cayó a Baptistao y su disparo se topó con el palo. Había pequeñas razones para el optimismo, pero el tanto de cabeza de Oriol Romeu tras un córner hizo que los pericos se deshicieran. Pau dudó en la salida, pero faltó contundencia en general. Y tras ello, pudieron caer más goles, pero el meta perico se hizo un muro y evitó una ovación aún mayor que la brindada por la afición ‘Saint’ a su equipo.

En los exteriores del St. Mary’s Stadium luce un cartel que reza que “nosotros nunca perdemos la fe” y Reyes lo hizo suyo porque no tardó ni un solo segundo en poner el susto en el cuerpo de los aficionados del Southampton. Disparó fuera, pero mostró un agujero en la zaga rival que después aprovechó Piatti para probar a Forster. No encontraron el premio, pero este Espanyol ya era otro. Eso sí, en ataque. Era más incisivo y decidido y ello tuvo recompensa gracias a Baptistao en el 68’. Se inventó una acción que acabó en un penalti claro y Caicedo no dejó que nadie le quitara el balón. En su primer partido en esta pretemporada, el ecuatoriano dio síntomas de reivindicación y cumplió con su cometido porque marcó la pena máxima. Estaba cómodo sobre el campo pese a la presión de Romeu, pero se permitió el lujo de tirar dos caños. Si está bien se nota y se le necesitado implicado.

Con el 1-1 se volvió a empezar y el Espanyol acabó adueñándose del balón. Segundas partes nunca fueron buenas, pero el conjunto de Quique Sánchez Flores está rompiendo con ello porque su equipo acabó a la perfección los partidos. Como el año pasado, se logra un empate. Pero hay algo importante, siguen sin perder

0 Comentarios

Normas Mostrar