Premier League

La última de Ibra: se va al hotel del City ¡porque tiene piscina!

El sueco sigue dando que hablar, más allá de lo futbolístico, por sus siempre peculiares ocurrencias fuera del césped.

La última de Ibra: se va al hotel del City ¡porque tiene piscina!
TT NEWS AGENCY REUTERS

Ibrahimovic ha vuelto a demostrar su facilidad para estar siempre en boca de todos: cuando no es por un golazo, el fin de semana pasado, es por irse a vivir al hotel del vecino y máximo rival, la última entrega de la saga de gracietas que tan en serio protagoniza.

A Ibra, que aún no tiene casa para vivir junto a su familia en Mánchester, el hotel donde se alojaba a la espera de que la búsqueda dé sus frutos no le ha parecido tan cinco estrellas como dice su categoría. Y seguramente no le falte razón: el Lowry Hotel tiene muchas cosas, pero no una piscina, algo elemental para el delantero sueco, al menos a juzgar por su última maniobra.

La noticia, de por sí llamativa, asciende a la categoría de polémica por su nuevo destino: si el Lowry Hotel es el predilecto del United, el Radisson Blu, su reciente hogar, lo es para el City. En cualquier caso, a Ibra, reñido desde tiempos inmemoriales con lo políticamente correcto, le ha importado bien poco.

Al decir adiós al PSG, se autoacarició el ego con la frase "llegué como un rey y me voy como una leyenda". De momento, en Mánchester ha aterrizado con un par de perlitas saliendo de su boca, un golazo de su bota y una mudanza controvertida.