REAL MADRID

El Real Madrid pide al agente de Paul Pogba más tiempo

El Real Madrid pide paciencia a Pogba y a su agente mientras piensa en cómo financiar la operación, pero la realidad es que el tiempo se le agota.

En las últimas conversaciones entre el agente de Pogba, Mino Raiola, y el Real Madrid, que tuvieron lugar la semana pasada, el interlocutor del club blanco pidió más margen de tiempo para valorar cómo puede hacer la operación. Las cifras que se barajan para el traspaso, 120 millones de euros, no son asumibles ahora para la entidad blanca. Para acercarse debería hacer una gran venta, y la indefinición del proyecto no permite elaborar una estrategia a corto plazo. El United está muy cerca de cerrar la operación, lo tiene casi hecho, pero el jugador tampoco tiene prisa por firmar. Su sueño sigue siendo estar a las órdenes de Zidane. Un plato de mucho mejor gusto para él que volver al United que no le supo valorar hace años, aunque Mou el seductor ya ha salvado ese escollo.

Las declaraciones de Raiola de hace unos días, en las que dijo que “Pogba está a gusto en la Juve, no tiene prisa por salir. Incluso podría renovar”, se produjeron después de que el Madrid pidiera más tiempo. Intentaba enfriar el ambiente. Le interesa alargar el culebrón para sacar mayor tajada (pide 20 millones de comisión). Fuentes de la Vecchia Signora han confirmado a AS que la renovación del jugador ni se ha planteado. “Si se queda estamos encantados, pero estamos confeccionando la plantilla contando con que se va”. Es Mino Raiola quien está llevando el tema personalmente. La Juve le ha dicho que se maneje en una horquilla de 100 a 120 millones (el precio es más bajo si se paga en cash) y que, cuando la presente en los despachos de Vinovo, se valorará. El Madrid necesita tiempo... El United aprieta. No hay más galáctico en el mercado.

Özil e Higuaín por Bale; Di María por James...

La deuda bruta del Real Madrid está ya en 620 millones. Fichajes erráticos como los de Illarramendi (40 millones) o Lucas Silva (14) terminan pesando en las cuentas. En los últimos ejercicios el Madrid se ha convertido en un club vendedor para poder hacer grandes incorporaciones. Sucedió así con Bale, que costó 101 millones. Para traerlo, el Madrid tuvo que vender a Özil al Arsenal por 45 millones y a Higuaín al Nápoles por 40. Con el último fichaje galáctico de Florentino, James, por el que se pagaron 80 millones al Mónaco, sucedió igual. El Madrid vendió de una tacada a Di María (el hombre que había dado equilibrio al equipo de Ancelotti en el centro del campo para conseguir La Décima) por 75 millones al United, a Morata por 22 a la Juve e incluso salió Xabi Alonso sólo por 10. Con Pogba no queda otra. Habría que hacer una gran venta para que Zidane tuviera al jugador que desea.

El jugador tuvo un gran gesto de cariño con el Madrid

La entrevista que ESPN hizo a Pogba en Los Ángeles hace tres días se produjo de manera simultánea a las palabras de su agente, Raiola, en las que decía que “no tenía prisa por salir”. El jugador no dudó en piropear al Madrid: “Es un gran club, la gran Casa Blanca”. Y elogio a Cristiano: “Se merece el Balón de Oro porque ha ganado la Champions y la Eurocopa”. Pero lo más significativo fue cuando el presentador le dio a elegir para que se llevara una camiseta de entre las tres que le pusieron encima de la mesa (Madrid, Juve y United). Como ven en la imagen inferior que ilustra este texto, cogió las tres y se las llevó. No quiere renunciar a nada aún, aunque el United ya le da los 13 millones anuales que quiere por temporada (ahora cobra 4,5 en la Juve). El Madrid no subiría de los 10 que ahora cobra Bale. Pero por encima de todo, el problema está en que el United sí tiene dinero para cerrar la operación inmediatamente y además, quiere hacerlo.