TRIBUNALES

Federico Magallanes, absuelto de violencia de género

El ex jugador de Real Madrid y Racing de Santander entre otros ha sido absuelto de violencia de género y vejaciones de los que le acusaba su ex pareja.

El Juzgado número 5 de lo Penal de Santander ha absuelto al exjugador uruguayo del Racing Federico Magallanes de los delitos de violencia de género y de vejaciones de los que le acusaba su expareja, al considerar que no han quedado acreditados los hechos.

Lo que sí se desprende de las pruebas practicadas, según se recoge en la sentencia, contra la que cabe recurso de apelación, es que la denuncia "pudiera responder a algún tipo de motivo espurio, ya sea por la ruptura de la relación".

También se apunta "la existencia de otros conflictos" entre el acusados y el padre de la expareja de Magallanes quien, según algunos testigos "suele ir" a un bar "a montarle escándalos" al jugador.

En la sentencia se señala que la "principal prueba de cargo", la declaración de la testigo, "no reúne los requisitos requeridos jurisprudencialmente para enervar la presunción de inocencia que ampara al acusado".

Y se añade que, aunque "a priori su relato ha sido persistente y pudiera ser verosímil", sin embargo "analizando pormenorizadamente sus declaraciones se aprecian importantes contradicciones e imprecisiones que hacen dudar de la verosimilitud de su testimonio".

Así, la juez considera "extraño", entre otros hechos, que no se presentara como testigo el taxista que trasladó a la mujer después de uno de los episodios denunciados y que "ni siquiera conste que se le haya intentado localizar".

También muestra su extrañeza de que la madre no llamara a la Policía tras tener conocimiento de ese episodio y que no existan fotografías de la mujer con marcas en la cara, cuando asegura que recibió varias bofetadas por parte de su expareja.

"En definitiva, resulta todo el testimonio muy dudoso, con lagunas, incoherencias, y por tanto dista mucho de ser testimonio directo, firme, sin fisuras, persistente, coherente y detallado que se exige para ser valido un testimonio incriminatorio", se argumenta en la sentencia.

Por ello, la juez considera que no existe "una sólida prueba de cargo" y absuelve al exfutbolista del Racing de Santander de los delitos de los que se le acusaba.