• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Portugal

30' Quaresma

39' Pepe

70' Sale Quaresma entra João Mário

82' Sale André Gomes entra Éder

88' Sale Nani entra Rafa Silva

Austria

46' Harnik

59' Fuchs

64' Sale Alaba entra Schopf

77' Hinteregger

84' Sale M. Sabitzer entra Lukas Hinterseer

85' Schopf

86' Sale S. Ilsanker entra Wimmer

GRUPO F | PORTUGAL 0-AUSTRIA 0

Palo para Cristiano

El portugués lo intentó, pero volvió a pinchar con Portugal. Falló un penalti en el 79' y después le anularon un gol en claro fuera de juego. Portugal se complica: sólo suma dos puntos.

ASTV

La luz no ilumina a Cristiano Ronaldo en Francia. De momento, esta no es su Eurocopa. Quiere y no puede, busca y no encuentra. Todo se le dio la vuelta de manera cruel y dramática para Portugal. Lanzó al palo un penalti en el minuto 77 que resultó decisivo, minutos después marcó un golazo de cabeza pero en fuera de juego. Antes, había rematado por cielo y tierra a Almer sin encontrar la red. ¡¡Ay Cristiano, qué mal pinta esta Euro como no te cambie el sino de la suerte!!

La realidad es que Portugal no hizo un partido redondo, aunque sí con la suficiente intensidad a la vuelta del descanso como para llevarse la victoria. En una secuencia de cinco minutos, Cristiano disparó con la zurda muy intencionadamente y remató de cabeza en un vuelo impresionante sin encontrar premio. Otras veces, eso entra y se acaba el partido. Pero no, el capitán portugués tiene un molesto mal fario encima que está poniendo en jaque a su selección.

Porque si Cristiano no marcó, peor aún estuvo Nani, a quien sólo se le vio en un remate al palo en el 28’. Cayendo a la banda, con Cristiano de ‘9’ y Quaresma en el otro extremo, Nani se esfumó. Quaresma intentó muchas más cosas, aunque fueran más plásticas que eficaces. Tiene mucha calidad el jugador del Besiktas, pero esta vez inocua.

No se puede decir que Portugal aburriera o diera malas vibraciones. Es verdad que arrancó con tanta energía como ante Islandia, incluso con mejor combinación apoyado en Willian Carvalho, un jugador seguro y que cubre mucho espacio. Austria no se arrugaba, aceptando llevar el juego al perfil físico, pues por ahí tiene futbolistas con un corpachón espectacular. El duelo en los primeros veinte minutos no tenía dueño, hasta que empezaron las primeras salvas de fogueo de Cristiano y Nani. Entonces ya se pudo entender que Portugal tendría el timón, con Moutinho entonado y, enfrente, un Alaba absolutamente perdido en París.

Confiada en esta superioridad, la selección de Fernando Santos salió del vestuario tras el descanso como un obús. Austria reculó y se defendió como pudo, metiendo pierna y codo para achicar un dominio de Portugal que, sin ser muy ordenado, era realmente agobiante. En este vendaval portugués, siempre más impulsivo que técnico, llegó una jugada por el carril izquierdo con pase cruzado de Guerreiro con destino Cristiano. Al capitán le agarró Hinteregger cometiendo un penalti muy claro.

Y llegó el momento del partido. El balón en el punto de penalti. Cristiano amenazante. Almer muy entero esperando lo peor. Y Cristiano disparó raso al poste. Portugal no encuentra el camino y se complica la clasificación. La última jornada decidirá, también, para la voluntariosa Austria.