• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Inglaterra

45' Sale Sterling entra Sturridge

45' Sale Kane entra Vardy

55' Vardy

72' Sale Lallana entra Rashford

91' Sturridge

Gales

41' Bale

60' Ben Davies

66' Sale Ledley entra Edwards

71' Sale Robson-Kanu entra Jonathan Williams

GRUPO B | INGLATERRA 2 - GALES 1

Bale no fue suficiente

El madridista adelantó a su equipo con otra falta, pero las sustituciones de Hodgson dieron resultado: Vardy empató y Sturridge definió la remontada. Inglaterra, líder por delante de Gales.

ASTV

El God Save de Queen atrona en Lens. Luego, el Tierra de mis Padres. Una parte de la grada teñida de rojo y otra de blanco, ésta última, en clara superioridad. Partido histórico. Inglaterra y Gales se enfrentaban por primera vez en una fase final de un gran torneo. El gol de falta de Bale en la primera parte alimentó la euforia de los galeses, que se veían clasificados. Pero los cambios de Hogdson al descanso, dando entrada a Vardy y sobre todo a Sturridge (por los decepcionantes Kane y Sterlin) cambió el signo del partido. La segunda mitad fue claramente para Inglaterra, que terminó ganando en el descuento con gol de Sturrisge. El del Liverpool se convirtió en héroe nacional y colocó a su país líder de grupo con cuatro puntos, tras la cual queda cómodamente instalada Gales con tres tras su victoria inicial. 

La primera parte fue aburrida, con Gales dejando la iniciativa a Inglaterra y los de Hodgson sin saber qué hacer con el balón. Los lateral (Walker y Rose) se olvidaron de atacar, temerosos de que Bale pudiera enganchar una contra. Pero lo que enganchó el madridista fue una falta con la que adelantó a Gales en el 41. Su segundo tanto en el campeonato de esta suerte. Escucharán que Hart cantó. El lanzamiento era desde 35 metros. Pero algún mérito tendrá Bale cuando convierte a los porteros contrarios en víctimas. La pelota remontó por encima de la barrera como un misil. Hart comenzó a verla tarde y se le terminó echando encima, sin para de acelerar el esférico hasta que tocó primero sus puños y luego la red. 

Hodgson reaccionó en el descanso con los cambios ya mencionados. Cambio del 4-3-3 incial a un 4-4-2 con Vardy y Sturridge como referencias arriba, pero este último, con una gran movilidad, terminó apareciendo por todas las partes del campo hasta destrozar a Gales. En la primera oleada de ataques ingleses llegó el empate. Vardy remachó a la red, en boca de gol, un rechace del galés Williams (acción que evitó un fuera de juego de el del Leicester que parecía claro). Gol legal. 

La lesión de Ledley, que tuvo que ser atendido en el césped, volvió a parar el partido. Los minutos fueron pasando sin que Inglaterra rentabilizase su dominio en ocasiones. Walker, ahora sí, estaba desatado y lúcido por el lateral derecho. Y cuando parecía que Gales sacaría petróleo (un empate) de su gris partido, apareció Sturridge en el descuento. Tiró una pared fallida desde la frontal, el balón le volvió a él, ya dentro del área, y se sacó un punterazo que sorprendió a todos. 2-1 final en Lens. Bale no fue suficiente… El sueño fue fugaz.