GRUPO A | EE UU 1 - PARAGUAY 0

Juega muy bien a esto del 'soccer', EE UU ya está en cuartos

Estados Unidos mantuvo su ventaja de 1-0 pese a jugar la segunda parte con 10 hombres. DeAndre Yedlin hizo peligrar el partido para USA al recibir doble amarilla en 40 segundos.

0

Estados Unidos lo logró otra vez. Al igual que en el Mundial de 2014, se clasifica del grupo de la muerte y pasa a cuartos de final de la Copa América Centenario. Jugará en Nueva Jersey su próximo partido.

El partido por la virtual segunda plaza del Grupo A se llevó a cabo en el Lincoln Financial Field de Filadelfia, habitual hogar de los Eagles de la NFL. El partido gozó de un bonito ambiente futbolístico en las gradas (51,041 asistentes), aunque no llegó a llenarlas con esa facilidad de un domingo cualquiera de fútbol americano.

La primera parte, salvo dos importantes descuidos defensivos que Paraguay no supo aprovechar, fue plácida para Estados Unidos. Los norteamericanos recuperaron 17 balones, frente a los siete de los guaraníes y los locales gozaban de ese ligero ventajismo arbitral que se espera para un país anfitrión.

Encima, apareció el de siempre, Clint Dempsey, que suma 51 goles como internacional y está ya a sólo seis del máximo goleador de la historia de las barras y las estrellas: un tal Landon Donovan (57). El delantero de los Seattle Sounders golpeó desde dentro del área un centro raso de Gyasi Zardes, su homólogo en el Galaxy.

La segunda parte, en cambio, fue el polo opuesto de la primera: un festin de tarjetas amarillas y mucho sufrimiento. El protagonista fue el árbitro chileno Julio Bascunan: ocho amonestaciones y hasta una lesión que detuvo el partido durante cinco minutos.

El primero en caer en la clásica trampa del novato fue el joven DeAndre Yedlin, lateral del Tottenham de la Premier inglesa. El defensa obtuvo una doble amarilla por una dura entrada que protestó airadamente... 40 segundos después, protagonizó otra entrada contundente y fue expulsado.

Estados Unidos tuvo que cambiar de cromos e ingresaron al partido jugadores de contención como Michael Orozco y Kyle Beckerman. Al final, el desacierto paraguayo y otra exhibición de Jermaine Jones le dio a Estados Unidos el final feliz que quería.

Estados Unidos se ha ganado el respeto de los medios tras su derrota inicial (2-0) ante Colombia. Desde entonces, ha marcado cinco goles y mantenido su portería a cero.