FIFA

Investigación FIFA: Blatter y Valcke se enriquecieron con 55 millones de euros en 5 años

Tras una investigación interna, FIFA denuncia el enriquecimiento del expresidente, del exsecretario general y de Markus Kattner, exdirector de finanzas.

Investigación FIFA: Blatter y Valcke se enriquecieron con 55 millones de euros en 5 años
JEWEL SAMAD AFP

El expresidente de la FIFA Joseph Blatter y los dos últimos secretarios generales de ésta, Jérôme Valke y Markus Kattner, percibieron más de 79 millones de francos suizos (80 millones de dólares) entre salarios y "bonus" durante los últimos cinco años, según los abogados que han realizado una investigación interna en la organización. "La evidencia parece revelar un esfuerzo coordinado de tres antiguos altos directivos para enriquecerse mediante aumentos de salario, bonus de la Copa del Mundo y otros incentivos que superan los 79 millones de francos suizos en los últimos cinco años", afirmó Bill Burck, socio del despacho Quinn Emanuel.

Según la FIFA, "la investigación revela que ha habido incumplimiento del deber fiduciario y abre dudas sobre el papel el Sub-Comité de Compensación de la FIFA". El organismo que ahora preside el suizo Gianni Infantino ha trasladado esta información al ministerio público de Suiza y también la remitirá al Departamento de Justicia de Estados Unidos", dentro de su "compromiso para cooperar las autoridades y la política de la FIFA de tolerancia cero con la corrupción".

"La FIFA también trasladará la información de estos contratos y pagos a su Comité de Ética para su revisión", ha añadido en su comunicado. Los tres investigados arreglaron contratos que les beneficiaban y algunos de los cuales podrían haber violado las leyes de Suiza, con las consecuencias penales que esto generaría para ellos.

Se explica asimismo que la publicación de las compensaciones recibidas por antiguos funcionarios de la FIFA el año pasado, como reacción al escándalo de corrupción que afecta a la organización deportiva desde entonces, pudo ser correcta, pero "no reflejaba el verdadero nivel de compensaciones en años previos".

El pasado 23 de mayo, Kattner fue separado de su puesto de secretario general de la FIFA, donde antes había sido responsable de finanzas, tras haberse establecido que violó sus deberes fiduciarios. La manera que Katter, Valcke y Blatter utilizaron para enriquecerse fue a través de enmiendas introducidas en sus propios contratos, los que resultaron en "pagos masivos" en su favor entre 2011 y 2015, ya que los firmantes de estos contratos eran los mismos que debían aprobarlos.

Las enmiendas a los contratos fueron múltiples y algunas que les afectaban a los tres por separado se realizaron el mismo día, en fechas que evidencian su voluntad de aprovecharse de la FIFA para enriquecerse. La investigación menciona, por ejemplo, que el 30 de abril de 2011, poco antes de la elección del presidente de la FIFA, cargo al que Blatter volvía a presentarse pero que en ese momento no estaba claro que ganaría, se procedió a una extensión de los contratos de Valcke y Kattner hasta 2019. Esa prolongación incluía un generoso aumento de salario y de bonos, así como una cláusula que les aseguraba el pago total -17,5 y 9,8 millones de dólares, respectivamente- en caso de que su contrato fuese revocado. Ello era altamente posible en caso de que Blatter no hubiese sido reelegido. La indemnización debía ser pagada independientemente de si las causas para suspender sus contratos eran justas.

Otra cláusula forzaba a la FIFA a pagar todos los gastos legales, multa o restituciones incluso si ellos eran encontrados culpables, lo que viola la legislación suiza. Meses antes, ambos junto con Blatter recibieron 23 millones de dólares a cuenta de un supuesto bono especial por la Copa el Mundo de Sudáfrica, cuatro meses después de que ese evento hubiese concluido y sin una base legal para ello. Los investigadores también han descubierto que en 2011 Valcke y Kattner, en particular, se aseguraron bonos por varios millones de dólares por las siguientes Copas del Mundo, incluyendo las de Brasil en 2014 y de Rusia en 2018.

Valcke cobró 39 millones de francos en cinco años en "bonus" y Blatter 38

Los datos facilitados hoy por los abogados que han realizado una investigación interna sobre posibles cobros y "bonus" en la FIFA reflejan que el expresidente Joseph Blatter percibió 38 millones de francos suizos y su último secretario general, Jérôme Valcke, un total de 39. Un documento hecho público este viernes muestra las cifras de los los "bonus" percibidos por tres exdirectivos de la FIFA, Blatter, Valcke y quien fue su adjunto y después también secretario general y responsables de finanza, Markus Kattner, que fue cesado el 25 de mayo al descubrirse "infracciones" en su gestión.

El mismo detalla que el suizo Joseph Blatter entre diciembre de 2010 y mayo de 2015 cobró 38 millones de francos suizos (38,3 millones de dólares) en concepto de "bonus", entre ellos los correspondientes a las Copas del Mundo de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. Blatter presidió la FIFA desde 1998 y renunció al cargo el 2 de junio de 2015, días después de haber sido reelegido para un quinto mandato en mitad del escándalo de corrupción de directivos que investiga el FBI. En octubre el Comité de Ética de la FIFA le inhabilitó durante ocho años por posible gestión desleal y después el Comité de Apelación redujo su castigo a seis años.

El francés Jérôme Valcke, que fue suspendido doce años en febrero dentro de una investigación por irregularidades en la venta de entradas de los Mundiales, cobró desde julio de 2007 hasta junio de 2014 39,8 millones de francos suizos (40,1 millones de dólares) en concepto también de "bonus anuales, garantizados, especiales" y por las Copas del Mundo de Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y la que se celebrará en Rusia en 2018.

Asimismo el alemán Markus Kattner, secretario general adjunto de la FIFA y relevo de Valke, además de responsable de las finanzas de ésta en los últimos ocho meses, percibió 11,7 millones de francos suizos (11,8 millones de dólares) desde julio de 2007 a junio de 2014 por "bonus garantizados y anuales", más los de las copas del Mundo de 2010, 2014 y la futura de 2018. Según la investigación del bufete de abogados Quinn Emanuel, cuando la FIFA creó antes de 2013 "un Sub-Comité de Compensación, quienes firmaban los contratos eran los únicos que los aprobaban". "Ellos tenían la autoridad que necesitaban y simplemente ordenaban el pago y el departamento responsable para los contratos informaba al señor Kattner de cuánto debía pagarse y a quién", indican los datos publicados.

También señalan que la creación de éste "Sub-Comité se hizo bajo el Comité de Auditoría y Conformidad", presidido desde 2012 por el italiano Domenico Scala, que renunció hace unas semanas por disconformidad con las reformas aprobadas por el Congreso en México. "Este sub-comité definía la compensación del presidente y la de los miembros del Comité Ejecutivo, el secretario general y su adjunto. Está presidido por el presidente del Comité de Auditoría y Conformidad e incluye al responsable del Comité de Finanzas y un miembro independiente", ha añadido la FIFA en un comunicado.

De acuerdo al mismo, el "Sub-Comité de Compensación empezó a revisar los contratos en 2013 e hizo un esfuerzo para reducir el salario y los 'bonus' del presidente Blatter". "Sin embargo -agrega- no hizo un esfuerzo similar en los casos de Valcke ni Kattner". "De hecho, en 2013 y 2014, este sub-comité aprobó pagos sustanciales para Valcke y Kattner, respectivamente, en octubre de 2011 por la Copa del Mundo de 2014 y en junio de 2014 un cantidad de 15,5 millones de francos suizos para ambos por el Mundial de Rusia 2018", ha detallado.