Copa América Centenario

Cinco grandes decepciones en la historia de la Copa América

Hay selecciones que prometían dar mucho y sólo entregaron amarguras. Argentina y Brasil lideran estos opacos recuerdos en el centenario del torneo.

Cinco grandes decepciones en la historia de la Copa América

En 100 años de historia, la Copa América guarda grandes historias de gloria, de partidos épicos y jugadores que dejaron huella. Pero pocos recuerdan a las selecciones que prometían dar mucho y sólo entregaron amarguras a los millones de aficionados que los apoyaban en sus países. Los casos más emblemáticos son los de Brasil y Argentina, pero también en este recuento se mete Ecuador, que aunque hizo historia en 1993, también decepcionó a sus aficionados.

Estas son las selecciones que han dado grandes decepciones en la Copa América:

Brasil en Argentina 1987

La verdeamarela llegaba a suelo argentino como uno de los combinados favoritos, con estrellas como Careca, uno de los goleadores en México 86 y compañero de Maradona en el Napoli, Romario, Raí, Müller, Valdo y Edú. Tras ganarle 5-0 a Venezuela, se esperaba que arrasara también frente a Chile, que sólo venció 3-1 a La Vinotinto. Pero Chile barrió 4-0 con la Scratch del histórico Carlos Alberto, por lo que no trascendió. La Selección Brasileña quedaba eliminada en Fase de Grupos y continuaría sólo con tres títulos, muy lejos de Argentina y Uruguay.

Ecuador en Ecuador 1993

La Tricolor era anfitriona en la Copa América de aquel año y con Dusan Dráskovic como revolucionario del fútbol de aquel país, habían grandes expectativas en torno al combinado nacional. Y la ilusión se fue alimentando con realidad, goleada 6-1 ante Venezuela, triunfo cómodo ante Estados Unidos por 2-0 y la guinda del pastel: tres puntos ante un siempre difícil Uruguay. El sueño estaba instalado, en Cuartos de Final se alimentaba con un sólido 3-0 frente a Uruguay y ya estaban en semifinales. Todo parecía creer que Ecuador iría a la final porque chocaba ante otro invitado, México. Pero 'El Tri' apagaría los sueños de 'La Tri'. Derrota 2-0 que dejaba a Ecuador sin su primera final. En la disputa por el tercer puesto tampoco andarían bien contra Colombia y, finalmente quedarían cuartos. Un sueño que, tan rápido como se inició, se apagó. Sorpresa y decepción de aquella selección ecuatoriana.

Argentina en Argentina 2011

La Albiceleste liderada por Messi, con dos Balón de Oro personales, llegaba a la Copa América del 2011 en su propio país con sed de revancha tras haber perdido las últimas dos ediciones ante Brasil, sin 18 años sin títulos y luego de ser goleado por Alemania en el Mundial del 2011. Era, sin dudas, el principal candidato para quedarse con la edición 43 del torneo, pero todo comenzaba mal. Empate 1-1 con Bolivia, desabrida igualdd sin goles con Colombia y sólo una victoria ante Costa Rica. En Cuartos de Final habría opción de redimirse en el Clásico de La Plata, ante Uruguay, pero no. El sueño argentino llegaba hasta ahí, porque La Celeste los sacaría en penales de su casa, de su propia fiesta. Argentina se quedaba sin título y con un Messi más cuestionado que nunca. ¿Podía haber algo peor? Sí, Uruguay se quedaba como máximo ganador del histórico torneo y no lo pudieron evitar.

Brasil y Argentina en Chile 2015

Ambas selecciones históricas a nivel mundial llegaron a Chile con fracasos a sus espaldas y con mucha hambre de reivindicarse.

La verdeamarela había sufrido una nueva vergüenza en su Mundial y la Copa América parecía la mejor manera de recuperar amor propio, pero nada saldría como se esperaba. Una selección opaca que venció con lo justo a Perú, luego cayó con Colombia -de paso perdió a Neymar por agredir al árbitro- y sufrió ante Venezuela para avanzar a la siguiente ronda, pero allí los sacaría en penales la Selección de Paraguay. Brasil nuevamente era avergonzado y dejaba en duda su sitial de 'grande' en Sudamérica.

Mientras que Argentina, tal como en el Mundial de 2014, no destacaba en el terreno de juego, pese a tener muchas estrellas de clase Mundial, aunque al menos era efectiva en los resultados. En fase de grupos, victorias por la mínima ante Jamaica y Uruguay, sumado a un empate ante Paraguay. Colombia sería el rival en Cuartos y sólo los penales harían que el equipo de Martino avanzara. Luego vendría el baile 6-1 ante Paraguay que callaría bocas y haría pensar que Argentina era la gran favorita. La historia en la final ya se conoce, no pudo ante Chile y en los penales sólo Messi cumplió. Un nuevo fracaso para Argentina, que perdía la copa frente a un rival que nunca lo ha derrotado en Copa América y sólo una vez en la historia.