SEGUNDA B

Cedrés mantiene vivo el sueño del Castilla in extremis

Un gol suyo a 20 segundos del final valió los tres puntos ante un Talavera que sigue con vida.

Talavera de la Reina
0
Cedrés mantiene vivo el sueño del Castilla in extremis
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

El Castilla se llevó ante el Talavera un partido loco que acabó como viene siendo costumbre esta temporada en El Prado: con victoria del equipo visitante.

Ambos equipos se trataron de tú a tú durante los noventa minutos, aunque fue el Castilla el que estuvo en todo momento por delante. Mariano golpeó primero en una jugada en la que el estado del césped sonrió al dominicano. Un pase raso, que parecía fácil para Betancort, se coló en la portería local al desviarse en una calva del terreno de juego. Era el minuto 10 y hasta el descanso los dos equipos se repartieron ocasiones bajo un par de chaparrones.

Lluvia fue la que cayó de goles en una segunda parte sin dominador. Cuando mejor parecía uno de los dos equipos, el otro le pegaba una estocada al otro en forma de gol. Primero lo hizo el Talavera, en una contra en la que Agudo asistió a Perales tras ganar ambos por velocidad a los centrales del Castilla.

En el 58', Héctor salvó a su equipo del 2-1 bajo palos y en la jugada siguiente Tejero mandó un balón a la madera. Fue un aviso del final de infarto que se avecinaba en la última media hora.
Marcos Llorente se hizo con el esférico en un rechace y lo colocó en la mismísima escuadra. Apenas tres minutos después, Javi Muñoz se adueño del balón en una indecisión de la zaga del Talavera, batió bajo las piernas a Betancort y enmudeció El Prado.

El camino parecía allanado para el filial de Ramis, pero el Talavera no se entregó. Fran Alcoy movió el banquillo y los cambios surtieron efecto. La entrada de Iván Pérez fue clave. Agudo batió de vaselina a Carlos Abad con un centro-chut que parecía destinado a la testa de Perales y un par de minutos después, el ariete sí cabeceó una falta botada por Iván Pérez desde la derecha muy cerca del córner. El gallego tuvo el 4-3 en sus botas en el 80' en otra falta, esta vez directa, que estrelló en la cruceta.

El empate le valía de poco al Talavera y de nada al Castilla. Perales y Tejero tuvieron sendas ocasiones para desequilibrar el partido. El árbitro dio tres minutos de añadido y, cuando apenas quedaban 20 segundos para agotarse, Cedrés cabeceó a placer un centro de Tejero para mantener al Castilla en la lucha con el Barakaldo por acabar campeón de grupo.

El Talavera, a pesar de la derrota y la oportunidad perdida para depender de sí mismo en la última jornada, sigue vivo, y pleno de confianza, para eludir el desceno directo.