• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Nápoles

9' Higuaín

63' Sale Insigne entra Mertens

76' Higuaín

79' Sale Callejón entra El Kaddouri

83' Sale Higuaín entra Gabbiadini

Atalanta

45' Sale Diamanti entra Remo Freuler

61' Masiello

67' Djimsiti

70' Sale D´Alessandro entra Monachello

84' Albiol(p.p.)

82' Sale Marten de Roon entra Andrea Conti

NÁPOLES 2 - ATALANTA 1

Higuaín pugna por la Bota de Oro y deja segundo al Nápoles

El argentino hizo doblete ante el Atalanta y compite con Suárez por el trofeo individual. Raúl Albiol marcó en propia puerta.

Higuaín pugna por la Bota de Oro y deja segundo al Nápoles
CARLO HERMANN AFP

El Nápoles vuelve a ser segundo gracias al 2-1 endosado al Atalanta en el San Paolo, con un Gonzalo Higuaín otra vez protagonista: el Pipita marcó el doblete decisivo, que deja a los suyos con dos puntos de ventaja sobre el Roma cuando faltan dos jornadas para el final de la Serie A. Antes del partido, los históricos exazzurri Beppe Bruscolotti y Luis Vinicio homenajearon a Marek Hamsik, que hace una semana llegó a 400 partidos con los sureños y ya es el tercer jugador con más partidos bajo el Vesuvio de todos los tiempos, detrás de Antonio Juliano y del mismo Bruscolotti.

Para celebrar el acontecimiento el eslovaco empezó el partido con gran calidad, firmando la jugada que valió el 1-0 en el 10': un gran pase largo del capitán napolitano puso a Higuaín delante de Sportiello, al que el Pipita batió con una gran volea. A partir de entonces los partenopei dejaron espacio a la iniciativa visitante – su posesión del balón fue inferior al 50%, algo que solo había ocurrido con la Fiorentina – e intentaron hacer daño con el contragolpe, con Insigne que desperdició varias oportunidades.

El guión fue muy parecido en la reanudación: Sportiello neutralizó un chut de Hamsik, mientras que Allan, solo ante el meta, se topó con el travesaño. Hasta que, en el 77', llegó el 2-0: Callejón combinó con Higuaín y con un delicado centro dejó el balón en la cabeza del argentino, cuyo testarazo fue imparable. El Pipita llegó así a 32 goles en la Serie A tras cuatro jornadas de sequía – en tres de ellas estaba sancionado – acercándose al histórico récord de Nordhal (35 dianas). Y el remordimiento por aquella tarjeta roja en Udine aumenta: ¿cuántos hubiera marcado sin la sanción?

En los últimos minutos del choque el Nápoles se complicó la vida con un desafortunado gol en propia puerta de Albiol: el Atalanta intentó creer en un empate que hubiera sido inmerecido, pero apenas pudo volver a acercarse a la portería del español. Una victoria fundamental, pero muy poco celebrada: los azzurri el domingo que viene se jugarán el segundo puesto – y la clasificación a la fase de grupos de la Champions – en el dificíl campo del Torino, mientras que el Roma recibirá al Chievo en el Olímpico. El proyecto de Sarri y el de Spalletti vivirán una jornada decisiva para su futuro.