Competición
  • Clasificación Eurocopa

MILÁN 3 - FROSINONE 3

El Milán solo empata con el Frosinone: ahora es séptimo

El 3-3, debido a la victoria del Sassuolo con el Verona, saca a los rossoneri (ahora séptimos) de los puestos de Europa.

En una semana fundamental para su futuro, en plena negociación con los chinos para la venta del club, el Milán sigue decepcionando. La llegada de Brocchi tuvo resultados nefastos: tras el empate casero con el Carpi y la derrota con el colista Verona, los milaneses apenas salvaron un punto ante el Frosinone en San Siro, remontando dos goles. El 3-3, debido a la victoria del Sassuolo con el Verona, saca a los rossoneri (ahora séptimos) de los puestos de Europa.

 En el Meazza pasó de todo: tras apenas dos minutos los visitantes abrieron la lata llegando al límite del área rossonera después de tres pases, y Paganini sorprendió a Donnarumma con un potente chut. A partir de entonces el Milán se volcó al ataque con Bacca, Balotelli y Honda que se toparon varias veces con un gran Bardi, que se vistió de Buffon defendiendo el tempranero tanto de los ciociari. Que, antes del descanso, hasta lograron el 2-0 con un extraordinario lanzamiento de falta de Kragl desde casi 30 metros.

Los de Brocchi, nada más empezar la reanudación, tuvieron la oportunidad para volver a meterse en el partido con un penalti por mano de Russo, que Balotelli, fiel a su decepcionante temporada, falló. Bardi neutralizó el intento de Supermario, pero poco después regaló el 1-2 a sus rivales: un centro raso de Abate engañó al meta, y Bacca se encontró el balón entre los pies a medio metro de la línea de gol. Fue la diana número 16 del colombiano en esta Serie A.

La locura no se había acabado: en el 55' Dionisi aprovechó un error garrafal de Alex para firmar el 1-3 y dedicar el tanto a Piermario Morosini, su compañero en el Livorno fallecido en 2012. Tras el shock, los rossoneri volvieron a sacar su orgullo y en el 74' el recién entrado Antonelli marcó el 2-3 con una gran chilena. El asedio local se prolongó durante los 20 minutos que faltaban, y recogió sus frutos con otro penalti, otra vez por una mano, en este caso de Pryima en el 92'. Menéz se encargó de la pena máxima y no falló, firmando su segundo gol consecutivo. Antes del pitido final hubo tiempo para más emoción: el Frosinone, con coraje, buscó el increíble 3-4, pero la mejor ocasión fue para Balotelli, que armó un gran contragolpe y con un derechazo se topó con el larguero, acabando el partido, una vez más, cabizbajo. El espectacular empate no sirve de nada para ambos contrincantes: el Milán ahora marcha séptimo, detrás del Sassuolo, y debería ganar a la Juve en la final de la Copa Italiana para volver a Europa; el Frosinone, ahora distante 4 puntos de la salvación, está más cerca de la Serie B, aunque con el bonito recuerdo de un partidazo en San Siro más.

Victoria del Palermo ante la Sampdoria

El Sassuolo consiguió un trabajado triunfo por 1-0 ante el Verona, ya matemáticamente descendido a la Serie B, en un partido decidido por un gol del joven Lorenzo Pellegrini (m. 58). Los emilianos, auténtica revelación de esta Serie A, adelantan al Milan y se hacen con la sexta plaza, que vale la clasificación a la Liga Europa.

En la zona baja de la tabla, el Palermo consiguió un fundamental triunfo en casa contra la Sampdoria gracias a los goles del ítalo-argentino Franco Vázquez (m.19), y a una diana en propia puerta del serbio Nenad Kristicic (m.84). Los sicilianos igualan ahora al Carpi, décimo séptimo.

Empoli y Bolonia empataron a cero y se confirmaron en duodécima y decimocuarta posición, respectivamente.