HONG KONG

Chan Yuen: “Quiero ser ejemplo para otras chicas entrenadoras”

Chan Yuen-ting ha pasado a la historia por ser la primera entrenadora en ganar un título masculino de fútbol, la Premier League de su país. Habla para AS de cómo forjó su sueño.

Chan Yuen: “Quiero ser ejemplo para otras chicas entrenadoras”

—¡Enhorabuena entrenadora! ¿Qué repercusión ha tenido en Hong Kong su título liguero con el Eastern, el primero en el mundo que una mujer logra en el fútbol masculino?

—Mucha. Todos me han felicitado y en el club están muy contentos porque la última vez que fuimos campeones fue hace 20 años. El ambiente ha sido maravilloso. Los jugadores me apoyaron desde el principio y en las celebraciones se acercaron a mí y me mostraron su gratitud. Han tenido un trato muy profesional conmigo. Durante la temporada perdimos a varios futbolistas clave, pero seguimos trabajando duro y logramos ser campeones.

—¿Lo suyo puede marcar un antes y un después para las mujeres entrenadoras?

—Creo que yo puedo ser un buen ejemplo para ellas, sí. Son muchas las mujeres que aman este deporte y quieren trabajar profesionalmente en él, también en lo que se refiere a fútbol masculino. Lo que he hecho yo en Hong Kong también es posible en otros países. Depende muchas veces de los directivos. En este sentido Hong Kong es un buen sitio para ser feliz. No hay discriminación entre hombres y mujeres, tampoco a la hora de coger un equipo masculino siendo mujer. Cuando a mí me dieron el cargo de entrenadora del Eastern recibí mucho apoyo y cariño de la gente.

—¿Por qué el fútbol masculino está cerrado a las mujeres?

—No debe ser así. Yo aconsejaría a las mujeres entrenadoras que mantengan su sueño y luchen por aquello que les gusta, en este caso el fútbol. En otros muchos países hay posibilidades para llegar muy arriba. Se necesita trabajo y buena suerte, nada más.

—Pero no me negará que a usted le ha costado mucho llegar a las actuales cotas...

—En mis inicios como entrenadora mis padres no querían que lo fuera. Preferían que me dedicara exclusivamente a la universidad. Pensaban que tendría poco futuro y pocas oportunidades. Yo les dije que quería cumplir un sueño y a los dos o tres años empezaron a apoyarme, hasta ahora. Celebré el título con ellos porque nadie sabía mejor la ilusión que me hacía lograrlo. Ni en mis mejores sueños pensaba que podría ser campeona ni tan siquiera primera entrenadora esta temporada.

—¿Qué idea de fútbol maneja? ¿Le gusta más el estilo de Mourinho o el de Guardiola?

—Para eso lo primero que necesito saber es qué tipo de jugadores tengo, si son de una determinada manera o de otra. A mí me gusta jugar en 4-2-3-1, con dos mediocentros. Tanto de Mourinho como de Guardiola se pueden extraer cosas buenas. Aprecio de Guardiola el juego de posesión desde su etapa en el Barcelona, mover el balón rápido de lado a lado. Pero también aprecio de Mourinho la capacidad defensiva y la eficacia de sus contragolpes.

—¿Sigue la Liga española?

—Claro, la Liga es muy popular. Tiene un juego muy vistoso. Además, hay varios españoles en nuestra liga y eso nos ha dado un estilo parecido. Los equipos de Europa han ido imitando a los de España y los de Hong Kong, también.

—¿Y ahora? ¿Qué futuro se marca?

—Tenemos un reto muy bonito con la Champions de Asia del próximo año y tenemos que prepararnos bien. También me gustaría ir a España para ver trabajar a Madrid, Barça y Atlético. Ojalá.