TELEVISIÓN | DERECHOS

Vodafone y Orange darán la Liga las próximas tres temporadas

Las dos operadoras, además de Telecable, han llegado a un acuerdo con Mediapro para distribuir el canal beIN Sports LaLiga, que también podrá verse en Movistar+.

0
Cámara oficial para grabar los partidos de Liga

Vodafone, Orange y Telecable han alcanzado sendos acuerdos con Mediapro mediante el cuales las tres operadoras distribuirán en sus respectivos servicios de televisión el canal beIN Sports LaLiga durante las temporadas 2016/17 a 2018/19.

Así, Orange, Vodafone y Telecable ofrecerán a sus clientes de televisión un canal que dispondrá de ocho partidos de Liga de Primera División cada jornada, incluyendo un mínimo de 18 partidos del Real Madrid y otros tantos del Barcelona, además de uno de los Clásicos entre ambos clubes, así como todos los partidos de la Copa del Rey, excluyendo las semifinales y la final.

Vodafone, Orange y Telecable completan así su oferta de fútbol para las tres próximas temporadas.

En la subasta de derechos de LaLiga, Vodafone y Oragen formaron una UTE (unión temporal de empresas) que resultó adjudicataria de los derechos de televisión para establecimientos públicos (bares, locales de apuestas, hoteles...) de todos los partidos de Primera División, Segunda y la Copa del Rey desde la temporada 2016-2017 hasta la 2018-2019. Ambas empresas desembolsarán a LaLiga un total de 300 millones de euros (más otros 30 variables) por dichos derechos.

Vodafone, Orange y Telecable amplían así la difusión del canal beIN Sports LaLiga después de que en enero Movistar+ alcanzara un acuerdo con Mediapro para comercializar el canal entre sus clientes.

El Partidazo, de momento sólo en Movistar+

La plataforma de Telefónica ya adquirió en exclusiva los derechos del mejor partido de cada jornada de Primera y Segunda y los seis partidos de la fase de ascenso a Primera por 750 millones de euros. En todo caso, la operadora que preside Álvarez-Pallete deberá poner estos derechos a disposición de sus competidores en el mercado fruto de la regulación a la que está sometida por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia tras la adquisición de Canal+.