NÁPOLES

Higuaín iguala a Cavani y ya lidera con Jonas la Bota de Oro

El argentino suma 29 goles y ya ha igualado el mejor registro del club en una temporada, perteneciente al uruguayo. Está empatado con Jonas en la lucha por la bota de oro.

Higuaín iguala a Cavani y ya lidera con Jonas la Bota de Oro
CIRO DE LUCA REUTERS

Gonzalo Higuaín continúa una temporada histórica en el Nápoles y con su doblete al Genoa llegó a los 29 tantos en liga e igualó a Edinson Cavani como máximo goleador del equipo azzurri durante una temporada. El uruguayo anotó esa cifra durante la campaña 2012/13, que le sirvió para fichar por el PSG por una cifra astronómica.

Higuaín ya ha igualado los datos de Cavani con ocho jornadas por disputar, y tiene a tiro a Gunnar Nordahl, máximo goleador de la historia de la Serie A en una temporada con 35 goles, algo que se antoja abordable. Además, el argentino igualó a Jonas Gonçalves en la lucha por la Bota de Oro y desequilibró los números respecto a Cristiano Ronaldo, al que ahora supera por un tanto. El delantero del Benfica ha marcado 29 goles en 27 jornadas de liga, donde la portuguesa está compuesta por un total de 34 partidos, por lo que Jonas podría disputar un máximo de siete partidos más. 

Higuaín encadena cuatro jornadas consecutivas marcando, con cinco goles claves que permiten al Nápoles seguir soñando con la consecución del título de liga, algo que no ocurre desde la temporada 1989/90. El equipo napolitano lleva tres puntos menos que la Juventus, y tiene en el argentino su hombre clave, que ya suma más del doble de goles que su primer perseguidor en la lucha por ser el máximo goleador de la liga, Carlos Bacca con 14. Higuaín marcó el gol que supuso el empate contra la Fiorentina, uno en la victoria por 3-1 contra el Chievo, el único tanto del partido contra el Palermo y dos de los tres del equipo para ganar al Genoa, sumando cuatro jornadas seguidas de liga marcando por tercera vez en la temporada y acabando con las criticas que afirmaban que el jugador había ganado peso y estaba más desafortunado de cara a puerta.