CHAMPIONS LEAGUE

Todos contra LaLiga en el sorteo

Evitarse entre sí y al Bayern, objetivo de los españoles en cuartos. Los partidos de ida se jugarán el 5 y 6 de abril; los de vuelta, el 12 y 13. “Hay cruces mucho peores que otros”.

Tres de los ocho supervivientes en la Champions, casi la mitad, son de LaLiga y esa sensación de actual dominio sobre el panorama futbolístico continental volverá a marcar el sorteo de cuartos que hoy se celebra en Nyon (12:00, beIN, LaSexta, Eurosport y Esport3). Ya son cuatro temporadas consecutivas con superioridad española en esta ronda en cuanto a número. Por ello, el resto de clubes sabe que si hay una meta en el sorteo con la que quedar satisfecho es evitando a los tres: Real Madrid, Barcelona y Atlético.

No en vano, madridistas y culés son los dos últimos campeones, mientras que los colchoneros han demostrado poder eliminar a cualquiera de la mano del mentalista Simeone. El sorteo, eso sí, encierra por primera vez en lo que va de competición la posibilidad de que haya un enfrentamiento entre españoles porque no habrá condicionantes de ningún tipo. Los encuentros están programados para el 5 y 6 de abril, la ida, y el 12 y 13 de abril, la vuelta.

Los tres representantes españoles tienen el objetivo de evitarse entre sí, por supuesto, además de al Bayern de Guardiola, que resucitó salvándose ante la Juventus en la prórroga. En las últimas dos campañas hubo duelos entre equipos de LaLiga en cuartos (Barça-Atlético y Atlético-Real Madrid) y esta vez sigue habiendo más posibilidades —un 42’86%— de que se repita algo igual que de lo contrario. Junto al Bayern, quizá habría que situar en un mismo escalón de dificultad al PSG, aunque no tenga ni mucho menos el historial en Europa que sí poseen los alemanes.

Mejor, en todo caso, verse las caras con cualquiera de los otros posibles rivales. El Manchester City se encuentra en un final de ciclo, con Pellegrini pensando en las vacaciones y los jugadores en la llegada de Guardiola el próximo curso. Sólo Agüero podría suponer un problema si se encuentra inspirado. Por último, ni que decir tiene que Benfica y Wolfsburgo se considerarían un caramelo por muy bien que estén haciendo las cosas en Portugal y Alemania. Esto es la Champions. Una Champions que amenaza con volver a tener acento español.