• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Tottenham

63' Trippier

60' Sale Chadli entra Bamidele Alli

71' Sale Lamela entra Son Heung-Min

91' Sale Eriksen entra Thomas Carroll

Watford

45' Sale Mario Suárez entra Berhami

45' Sale Abdi entra Troy Deeney

53' Sale Miguel Britos entra Prödl

59' Capoue

TOTTENHAM 1 - WATFORD 0

Trippier permite al Tottenham escalar a la segunda posición

Marcó el único gol del partido ante el Watford de Quique Flores. Tras la derrota del Manchester City, ya son segundos por detrás del Leicester.

AStv

El Tottenham ascendió hasta la segunda posición de la Premier League tras ganar 1-0 al Watford en un partido más cómodo de lo que sugiere el resultado. El equipo de Pochettino aprovechó el pinchazo previo del Manchester City contra el Leicester para robarle la plaza a los de Pellegrini y seguir soñando con un título de liga que se les resiste desde de la temporada 1960-1961. Trippier, a pase del fenomenal Dele Alli, hizo el único gol del partido ya en el minuto 64 después de que el Watford se sostuviera hasta ese momento de manera milagrosa gracias a las paradas de Gomes y al riguroso orden defensivo impuesto por Quique Sánchez Flores.

El técnico español cambió su sistema habitual con dos delanteros para dar entrada a Mario Suárez en un 4-3-3. La táctica, sin embargo, funcionó sólo a medias. Le fue suficiente para aguantar los arreones de los Spurs durante los primeros 45 minutos pero apenas le reportó peligro en el área rival. El Tottenham dominó la media y fue un peligro constante por las bandas, con Davies y Trippier ejerciendo como carrileros para apuñalar una y otra vez a los laterales rivales.

Quique corrigió en el descanso con la entrada de Behrami por Mario Suárez y la salida de Deeney por Abdi para acompañar a Ighalo en el ataque. Pochettino, sin embargo, con mejor fondo de armario, se sacó el de la manga el AS de Dele Alli y el prometedor centrocampista inglés hizo el resto. Salió al campo en el 61 y sólo tres minutos más tarde encontró un hueco en la inquebrantable defensa del Watford para regalar a Trippier el único gol del partido y dejar tres puntos de oro en White Hart Lane. El sueño Spurs, como el del Leicester, sigue vivo.