INTERNACIONAL

Investigan a Football Leaks por intento de extorsión a Doyen

Se investiga en Portugal. Un miembro del site contactó con el fondo por email. Pedía "500.000 o 1 millón de euros" para no revelar contratos de Doyen.

Investigan a Football Leaks por intento de extorsión a Doyen

Las autoridades judiciales portuguesas investigan un posible intento de extorsión de Football Leaks, el portal web que está sacando a la luz desde septiembre de 2015 numerosos documentos confidenciales del mundo del fútbol, a Doyen en el que exigía el pago de una cantidad de “500.000 euros o 1 millón de euros” para no revelar más contratos relacionados con las operaciones del fondo de inversión. Un pirata informático del site alojado en Rusia se puso en contacto a través de una serie de correos electrónicos, a los que ha tenido acceso AS, con el consejero delegado de Doyen, Nelio Lucas. El grupo inversor rechazó realizar pago alguno y denunció la tentativa de chantaje a las autoridades policiales portuguesas, que ya habían abierto una investigación con anterioridad sobre la actividad de esta página web. “Se trata de una red criminal internacional con experiencia y entre cuyos autores hay personas portuguesas”, señalaron fuentes judiciales a este periódico el pasado mes de diciembre.

El primer email recibido por Nelio Lucas fue enviado el 3 de octubre de 2015 desde una dirección de correo establecida en el buscador ruso Yaxdex. El remitente aseguraba que tenía en su poder numerosos documentos confidenciales de Doyen. “Puede aparecer mucha más información en la red […]. Ciertamente, ¿no debe querer eso, no? Podemos conversar…”, avisaba en este primer correo. “No sé que pretendes”, contestó al día siguiente el consejero delegado del fondo, que al mismo tiempo puso el caso en manos de la policía. “Una donación generosa y puede tener la certeza de que toda la información será eliminada al momento. Podemos resolver esto fácilmente con el mayor sigilo posible con abogados de confianza”, formuló el pirata informático. Nelio Lucas, bajo la supervisión de la policía portuguesa, le preguntó a cuánto ascendía el montante que debía pagar y qué garantías le daba. “500.000 euros o 1 millón de euros sería una buen donativo por este material. Soy una persona de palabra y no tengo interés ninguno en perjudicar a usted y sus colaboradores”, fue la respuesta del remitente el 5 de octubre.

Desde ese día hasta el 9 de octubre, el ejecutivo de Doyen recibió hasta tres correos electrónicos más en el que se incluían los datos de un abogado portugués con el que debía “tratar todos los detalles”. Tras intercambiar dos emails y aconsejado por sus abogados y la policía, el fondo de inversión decidió no aceptar el chantaje y no ponerse en contacto con ese letrado. El 11 de octubre (domingo) se produjo el último correo electrónico del pirata informático de Football Leaks: “Le doy hasta las 16:00 horas de este martes para contactar con mi abogado. En caso de que no lo haga, los links serán reactivados y aparecerán más publicaciones […].”

Las autoridades judiciales portuguesas investigan los correos electrónicos e intentan descubrir a los autores de Football Leaks en un sumario abierto contra el site. El portal ruso asevera tener “más de 300 gigas de información” y certifica que “ningún documento está falsificado”. En todo este tiempo, ha revelado numerosos contratos de Doyen relacionados con la propiedad e inversión en jugadores (Pedro León, Abdel…), de su ayuda financiera a clubes como Valencia o Atlético de Madrid o de su relación comercial con Neymar.