Competición
  • Clasificación Eurocopa

ESPANYOL

Los descartados mantienen el mercado perico en 'stand-by'

Galca se los comunicó al club a la vuelta de vacaciones de Navidad, pero nadie asume el rol de informar directamente a los afectados. Sin salidas, no pueden llegar fichajes.

Los descartados mantienen el mercado perico en 'stand-by'
CARLOS MIRA DIARIO AS

Terminaron los derbis, primer escalafón de este 2016, pero no así el gran objetivo de este mes de enero —junto al de mantener un buen paso en la Liga—: el mercado de invierno. 11 días después de que se abriera la ventana para realizar altas y bajas, el Espanyol todavía no ha movido pieza. Y por delante quedan solamente otros 16 días, hasta la medianoche del próximo 31 (cuando se cierra el mercado en España) para aclarar qué jugadores saldrán y cuántos y quiénes se incorporarán.

La paralización hasta la fecha en el caso del club perico no es anecdótica, pues la plantilla precisa algunos retoques importantes. De entrada, para firmar refuerzos precisa dar bajas con anterioridad porque actualmente están cubiertas las 25 fichas del primer equipo (salvo el 21). Y, de hecho, del dinero que se ahorre en esas fichas saldrá lo que pueda pagar en incorporaciones. Y, sin embargo, pese a la necesidad imperiosa de transmitir esos descartes, los jugadores afectados no han sido informados todavía.

El problema está siendo de fluidez en las comunicaciones. Constantin Galca habría informado al club de con qué jugadores no cuenta hace ya semanas, justo cuando el equipo regresó al trabajo tras las vacaciones de Navidad, pero nadie se lo ha trasladado a los futbolistas en cuestión. El técnico, por un lado, prefería esperar a que pasasen los tres derbis, para evitar su desmotivación por si tenía que contar con alguno de ellos jugándose cuatro partidos en 11 días, e igualmente entendía que él no debía asumir ese rol de informar directamente a los jugadores. Por su parte, el director deportivo, Óscar Perarnau, ha esperado durante estas semanas a que el entrenador diera el paso, al entender que ha sido él quien ha tomado la determinación, para entonces sí tomar el control de la situación e ir cubriendo las consecutivas bajas con refuerzos en las demarcaciones que Galca ha ido pidiendo —principalmente, un central, aunque si hay tiempo y dinero, también un lateral derecha y un extremo—.

Galca no cuenta con Juan Fuentes, Paco Montañés, Rober Correa ni Michael Ciani, pese a que los tres últimos tuvieron minutos en el derbi del miércoles (y el lateral jugará en Getafe), ni tampoco a priori con Francesco Bardi, aunque le gustan sus prestaciones y podría quedarse.Cuando empiecen a salir, Perarnau podrá conversar con los futbolistas que ya tiene controlados en el mercado. Pero solo quedan 16 días.

Ser décimos, el objetivo de mínimos

La derrota ante el Eibar (2-1) apaciguó los ánimos de una afición ilusionada desde la llegada de Constantin Galca. Acabó el Espanyol la primera vuelta con 21 puntos, que deben al menos doblarse a partir del domingo en Getafe para afianzar la permanencia. Pero el objetivo del equipo es como mínimo terminar décimos. Primero, porque ahí empiezan las primas a los jugadores. Y segundo, porque con esa posición se aseguraría la renovación del técnico. Europa es una quimera, pero si pueden luchar, lo harán.